Por Roberto Mesa Matos

Manzanillo.- “Barranquilla resultó una experiencia fabulosa y también las presentaciones especiales por la invitación del Buena Vista Social Club, valoró sus recientes conciertos en esa ciudad de Colombia, el sonero Cándido Fabré Fabré.

“Nunca había estado allí y me estimuló mucho comprobar que los bailadores conocen mis temas con la Original y con la Banda, los piden y corean.

“Me acompañó mi hijo Candito, quien se ocupó de “montar” la mayoría de los números y participar como corista, que aquí no lo hace. Resultó una experiencia maravillosa cerrar cada concierto.

“Existe una orquesta que se llama La Charanga del Sur y varios intérpretes que cantan algunos de mis temas, cuestión que agradezco, y estar junto a ellos con el Buena Vista fue una experiencia inolvidable.

“Es un proyecto con una gran trayectoria y aunque ya no están algunos emblemáticos, está la continuidad: Barbarito Torres, en el laúd; Jorge Reyes con el bajo y Teté Caturla, que es una señora muy carismática; Julito Padrón en la trompeta y Valentín que cantaba con la Revé y Adalberto.”

– Una “explosión” de alegría y baile para quienes colmaron el teatro barranquillero…

– Colombia es una tierra de gente muy “gozadora”, personas muy alegres, salseras y con un respeto exclusivo por todos los artistas, y de manera especial con los cubanos.

“Yo había tenido mucho éxito en Cartagena y Bogotá y ahora se “corre” todo por el país y fue muy bien: público de pie y coreando mis temas. Los artistas del Buena Vista Social Club son personas muy especiales, y ahí está la grandeza de los grandes: que son sencillos, pero potencias en lo que hacen.”

Finalmente, Fabré comentó que ahora concentra esfuerzos en dejar listos dos discos: uno que incluye la canción dedicada a Adalberto Álvarez, y otro con temas románticos al estilo de la mítica Década Prodigiosa.

(Tomado de La Demajagua)

Por webmaster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.