Un merecido premio

Cuando el jueves 26 de abril el Consejo Nacional de Patrimonio entregue los premios nacionales de restauración y conservación, sea cual fuere la decisión de los expertos, para la museóloga y conservadora Ana Regla Mola de Bayamo, el mayor premio habrá llegado ya.

Entre las casi dos decenas de monumentos y sitios históricos candidatos a este importante lauro, que se otorga cada año en el mes de mayo, con motivo de celebrar el día 18 del quinto mes el Día Internacional de los Monumentos y Sitios Históricos, se encuentran dos sitios en Granma, donde su accionar directo ha logrado cambios para el mantenimiento de estas instituciones de la cultura.

La Comandancia General del Ejército Rebelde en La Plata en el montañoso municipio de Bartolomé Masó Márquez, y la Sala Los Asaltantes de Bayamo, tienen la huella de Anita y su incansable quehacer por preservar la historia de Cuba.

La Comandancia General recibió el Premio Provincial de Restauración. Sitio que recibió durante los años 2016 y 2017  trabajos de conservación en la Casa de Fidel y Radio Rebelde donde participó Ana Mola bajo la guía del profesor Arquitecto Vicente Alejandro Ortega Cedillo, y junto a estudiantes de arquitectura de la Universidad de México y trabajadores de la propia Comandancia y de Patrimonio de las provincias de Matanzas y Granma.

Mientras que el Premio Provincial de Conservación de Granma fue entregado en igual fecha a la Sala Museo Los Asaltantes, en Bayamo. El colectivo de la institución que durante el 2017 estuvo bajo el liderazgo de Ana Regla Mola, periodo en el que se ejecutaron importantes intervenciones constructivas y cambios en la museografía.

Incansable cultivadora de los valores patrimoniales e históricos, Anita, como la llaman los más cercanos, logró compilar numerosos objetos, documentos y fotos pertenecientes a la década de 1950, los asaltantes al Cuartel Carlos Manuel de Céspedes y ambientar el local con mucho más fidelidad a los momentos en que dos decenas de jóvenes del movimiento 26 de julio pernoctaron para dar luz a la Patria.

Sin embargo no hay vanidad en Anita al conocer la noticia de los Premios Provinciales de Patrimonio y la nominación de ambos inmuebles al Premio Nacional. Y sí mucha alegría, porque , dice, se ve premiado el esfuerzo de un equipo de trabajo que labora duro durante cada día para mantener viva la historia.

Especialista del Museo Casa Natal de Carlos Manuel de Céspedes, habitante de la zona más antigua de la ciudad, Anita mira con ternura cada pieza, les habla, las acaricia y da tratamiento para prolongar la durabilidad.

No le teme a la rudeza de su trabajo ni a la dificultad para encontrar los implementos o materiales, aprendió con el profesor Ortega Cedillo a elaborar los tintes y mezclas necesarios con recursos de la naturaleza, los que emplea con preferencia ante los industriales. Tampoco repara en la hora, el mayor premio es ver el museo reluciente.

Etiquetas: Bayamo, Patrimonio

Escribir un comentario