Una mujer vuelve una y otra vez a su historia cotidiana: Lucía Muñoz y el sentido de lo femenino

Cada escritura necesita de una historia para poder sustentar la (re)construcción de una atmósfera renovada, un ámbito totalmente femenino en que inclusive se sentencia en nombre de todas las mujeres, de toda la existencia femenina.

La poética de Lucía es una mezcla de conversacionalismo lírico con un trabajo sólido del lenguaje, sustentado en una unión entre los elementos reales y su traslación poética; la voz egotiva de esta poeta fluctúa entre lo metafórico - dígase el rodeo de la imagen- y la utilidad de lo tropológico, entre el elemento real y el construido, lo que hace que algunos estudiosos la enmarquen en el llamado neorromanticismo; supongo que la presencia del prefijo (neo) vengan a completar esta mezcla que al oído pudiera tornarse romántica, pero que al analizarla desde el sentido del discurso de género (como parte de sus composiciones) la poesía de Lucía, entonces, se vuelve contrastante, entre lo lírico y lo netamente real.

Sometida al análisis de género este discurso poético se (re)habilita con instrumentos propios de la poesía trabajada con una intención: que los lectores conozcan su posición como sujeto femenino social, habitada en un contexto cotidiano donde nada le es ajeno, en el cual sucede la convivencia, pero nunca le afecta la distancia. La imposibilidad de distanciamiento personal de las mujeres es un fenómeno que ha sido estudiado por varios especialistas, entre ellos la Dra Patricia Arés.

La poeta resuelve esta situación de imposibilidad de distanciamiento propio de la mujeres cubanas en su contexto cotidiano a través de un discurso directo que nos lleva hacia la libertad de expresión y de acciones, una libertad nombrada desde los símbolos propios que la caracterizan en el campo cultural, dígase “banderas, viento, palabras, gorriones”, mezclada con toda una atmósfera dinamitada por sí misma donde está sola, pero a la vez acompañada, esa es la solución que encuentra para defender su microespacio cotidiano. 

Dentro del discurso de esta poeta se evidencia una visión precisa del significado ya sea positivo o negativo de esta labor; Lucía  hace una comparación a nivel de significados donde mezcla lo real (lo que vive) y su representación cotidiana(a nivel simbólico) logrando una visión completa de este fenómeno de la realidad femenina cubana; en el poema “Domingo de ramos” invierte los mensajes  poéticos comparativos; es la realidad de una vida femenina, la poeta la enfrenta con veracidad, en los comienzos del poema sigue con este discurso, pero contrapone su realidad simbólica para salvarse de la desidia.

El campo literario femenino granmense se distingue por tener escritoras, que desde la introspección de su realidad, hacen del discurso poético una ruptura o una adopción descriptiva de la definición de identidad de género; la marca en el desenvolvimiento social que deja el trabajo cotidiano, tanto no remunerado como a tiempo parcial, es una realidad que no escapa a las poetas; dentro de este campo literario está Lucía Muñoz, que a través de la identidad de género demuestra, una vez más, una construcción de tipo acumulativo y simbólico.

En su poema “Escrito al margen” de su poemario “Rhapsody in blue”, libro de todos los escritos por la poeta que responde a una construcción simbólica del discurso de género, Lucía deja ver la acumulación del modelo patriarcal en su formación, al contarnos a manera de historia, un momento en su hogar relacionado con su madre, que la educa para que sea “una mujer de su casa” con todo lo que implica esa denominación, por otra parte está ella que ya no se parece a su progenitora, aunque esta deja su huella en su formación femenina:
El discurso poético femenino en Granma tiene en la poética de Lucía Muñoz una representante de la construcción social de la identidad de género; quizás este análisis del contexto en que se desarrolla la poesía de Lucía y sus puntos de vistas propios, a los ojos de las feministas puede denotar cierta aceptación de patrón patriarcal, tanto familiar como marital; sin embargo, el que compara las diversas aristas de su discurso puede darse cuenta de que la poeta es una defensora del espacio femenino, parte de su visión propia y la de las mujeres que conoce, para construir un sentido completo desde la perspectiva más amplia de género, como la relación entre hombres y mujeres en un contexto determinado. Lucía Muñoz Maceo a través de su lirismo aparentemente delicado y sublime esconde todo un afianzamiento a los valores propios de los derechos que aún debemos conquistar las mujeres.

Etiquetas: Libro y Literatura

Escribir un comentario