Palabras claves para conseguir la paz.

Conseguir la Paz, ha sido una aspiración y anhelo de la humanidad. En la antigüedad era posible obtenerla temporalmente durante la tregua de celebración de los juegos Olímpicos, donde estaba prohibido durante tres meses cualquier contienda bélica. Desafortunadamente esta práctica no se generalizó, y hoy estamos avocados a una posible tercera guerra mundial de consecuencias desastrosas para la humanidad y la supervivencia.

El siglo XXI  ha estado preñado de conflictos armados en todos los continentes y abunda la violencia en sus diferentes manifestaciones por doquier, siendo un imperativo para la Organización de Naciones Unidas desde 1981 alcanzar una cultura de Paz(…)Luego de la Primera Guerra Mundial, y específicamente en 1932, Albert Einstein fue invitado por la entonces comunidad de naciones, predecesora de la ONU, a dar una conferencia sobre la Paz, o para evitar la guerra, y previamente consultó a Segismundo Freud, preguntándole si era posible algún medio para evitar la guerra, contestando este que Sí era posible, siempre y cuando se cumplimentaran dos requisitos:
-primero: Constitución de un tribunal penal internacional que juzgara los crímenes de la humanidad.
-Segundo: Que el mismo tuviera jurisdicción absoluta sobre todas las naciones.  

Desafortunadamente solo el primero se cumplimentó, al ser creado el tribunal Internacional de La Haya, pero el segundo no, porque países como Estados Unidos de Norteamérica han rechazado que sus ciudadanos sean procesados por el mismo, en aras de “protegerlos” (…) Muchos esfuerzos individuales se han hecho en pro de la Paz,(…); baste recordar algunos hitos e íconos, como la Paz Perpetua (Kant), el movimiento de resistencia pacífica (Gandhi), los derechos de minorías en EEUU (Martin Luther King), madre Teresa de Calcuta, León Tolstoi (La guerra y la Paz), etc.

Muchos religiosos, filósofos, sociólogos, intelectuales, se han esforzado por exponer sus ideas de cómo conseguir la Paz, sin embargo el mundo tiende a ser cada día más violento, hemos sido educados para la guerra y no para la convivencia pacífica.

La paz es la tranquilidad que procede del orden y de la unidad de voluntades, es la serenidad existente, donde no hay conflictos o  guerra. Desde el punto de vista del Derecho Internacional, el término paz es un convenio o tratado que pone fin a la guerra; ha de estar fundada sobre la verdad, la justicia, la caridad y la libertad. Las armas, la violencia, el poder desmedido y la guerra atentan contra la paz.

Nadie está absolutamente convencido de que pudiera lograrse el estado de paz a nivel mundial. Pero muchos líderes e intelectuales, filósofos, políticos, religiosos, incluso mandatarios han expresado a través de la historia la necesidad y conveniencia de alcanzarla, pues de continuar en ascenso la espiral de violencia, la humanidad corre el peligro de extinción; sin embargo, muchas personas gozan de paz a nivel individual, familiar y colectiva, y luchan pacíficamente por alcanzar una cultura de paz. Al decir de nuestro José Martí, hay dos tipos de hombres, los que aman y construyen por un lado, y los que odian y destruyen por el otro.

Según estudios realizados por el autor, de un total de mil estudiantes de Psicología y Medicina encuestados durante el decenio 2004- 2013, al preguntársele si era posible conseguir la paz, el 80% contestó que sí era posible hacerlo, siempre y cuando se cumplieran determinados requisitos que expusieron en sus razonamientos. El 20% respondió que no era posible conseguir la Paz por la imperfección del hombre, la ambición, el egoísmo, la falta de solidaridad y de amor, y otros defectos. Las palabras claves para conseguir la paz fueron: Amor, Agradecimiento, Armonía, Autocontrol, Comprensión, Diálogo, Equidad, Justicia, Perdón, Respeto, Responsabilidad y Tolerancia.

Vivimos en un mundo convulso, globalizado, lleno de problemas: Conflictos armados, choque de civilizaciones, auge del terrorismo, drogadicción, exclusión social, crisis económicas, emigración, desplazamiento y éxodos masivos de ciudadanos de África y América hacia países de mayor desarrollo en Europa y EEUU;  proliferan problemas ambientales como sequía, calentamiento global, contaminación, degradación de los suelos, cambio climático, agresividad y violencia crecientes, que Segismundo Freud planteó en el siglo XX en su obra El Malestar de la Cultura, pero que sigue vigente a pesar del desarrollo alcanzado en las telecomunicaciones, el progreso en Internet y otros.

La humanidad debe resolver estos problemas de una manera coherente para  incrementar el bienestar global, algún grado de felicidad, y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos(…) Sí es posible alcanzar la Paz interior individual y colectiva en el momento actual, haciendo cambios sociales, individuales y colectivos para mejorar el Bienestar, y para conseguirlo es necesario incorporar las palabras claves antes mencionadas a nuestro lenguaje práctico y, sobre todo, hablar el mismo lenguaje en las relaciones entre naciones. Solo así podremos aspirar a conseguir la Paz Mundial.

Tomado de la ponencia: Palabras claves para conseguir la paz, de Ismael Santos Cabrera. Médico especialista en Psiquiatría, presentada durante la Conferencia Científica provincial “Nada tengo mientras no tenga patria”.

Escribir un comentario