Preguntas Frecuentes...

Si el Esperanto evoluciona, se formarán dialectos diferentes, de forma que al cabo de unos años habrá varios idiomas distintos y la barrera lingüística volverá a alzarse.
Los hablantes del Esperanto no viven todos en un mismo país, sino que están extendidos por todo el mundo. Cada uno utiliza su idioma vernáculo en su vida diaria, y recurre al Esperanto sólo en sus conversaciones con personas de otro idioma nativo. ¿Podemos los cubanos convertir el inglés en un dialecto? ¿Pueden hacerlo los ingleses con el francés? ¿Y el ruso?

El Esperanto jamás ha pretendido —ni pretenderá— usurpar el puesto de ningún idioma, y si algún día se decidiese hacerlo, los esperantistas de todo el mundo lo abandonaríamos. El Esperanto pretende precisamente impedir que un idioma nacional subyugue a otros idiomas y otras culturas —como ha hecho el inglés con el gaélico y con las lenguas indígenas precolombinas— a través del mero hecho de su existencia.