Preguntas Frecuentes...

El Esperanto es una lengua occidental europea, igual que el inglés. ¿No es igual de difícil que éste para un oriental?
Que el creador del Esperanto naciese en el actual territorio de Polonia (Europa), no quiere decir que su obra lo sea también, sobre todo porque su lengua materna era el hebreo, que no es europeo ni occidental. No obstante, ZAMENHOF —que hablaba varios idiomas— lo diseñó de forma que su estructura y léxico fuesen familiares a todos. La conjunción copulativa «y» se dice kaj (pronunciado kái) como en griego. La conjunción adversativa «o» se dice au (pronunciada como la au de «jaula»), como en árabe. Pero lo más característico del Esperanto, su ausencia total de excepciones, lo asemeja al chino, puesto que en ese idioma tampoco existen.
Si a pesar de todo lo dicho les sigue pareciendo occidental, por lo menos reconocerán que un idioma europeo fácil será mejor para un oriental que el inglés, que es uno de los más difíciles e ilógicos de Europa, y cuyas virtudes «internacionales» se basan en el dinero y en el armamento moderno.