Preguntas Frecuentes...

¡El Esperanto es nulo!
«Nulo» significa «cero». El cero es posiblemente el mayor hallazgo de las matemáticas y quizá de la humanidad: ha puesto a los números positivos y negativos justo en su lugar, y gracias a él los números arábigos —que lo tienen— se usan en todo el mundo en lugar de los números romanos —que no lo tienen. Antes de que se utilizasen, el cálculo sólo lo podían realizar los matemáticos (XC + XIV = CIV), pero ahora lo pueden hacer los taxistas, amas de casa y tiernos infantes (o sea, el pueblo: 90 + 14 = 104). Si tenemos en consideración que los números arábigos tardaron trescientos años en adoptarse en todo el mundo, pero que ahora todos los utilizamos sin poder entender que en otra época había disputa entre ellos y los romanos, nos complace saber que aún queda tiempo antes de que «todo el mundo» se ponga al día…

Además, el cero es neutral, ni positivo, ni negativo, y el Esperanto es neutral: ni latino, ni eslavo, ni occidental, ni oriental, ni amerindio ni africano. Nadie tiene ventajas a costa de los demás cuando se usa en los foros internacionales.

En ningún otro sentido el Esperanto es nulo. Pero si se matizase tan dogmática antiafirmación se podría matizar esta respuesta.