Matahambre

Ingredientes:

  • yuca
  • coco
  • miel de abeja

Instrucciones

Siguiendo el mismo proceso de cernido y prensado de la Rosquita de Ocho, una vez que la yuca está agria, la masa se pesa por jarras de 5 libras y se mezcla con azúcar de caña y esta harina se coloca en una vasija, preferentemente de barro, por un período de 4, 6 ó 7 días. Cuando esa masa esté completamente consistente, entonces usted sabrá que está preparada para elaborar, pues desprende un olor fuerte característico que se asemeja a un añejo. Este es el proceso que se conoce como pudrición, debido al grado de fermentación que alcanza.
Después que se obtiene este producto se divide la materia prima para hacer el Matahambre. Este lleva coco y miel de abeja suficiente para obtener un sabor más gustoso al paladar. Se le da la forma de un tabaco, enroscándolo en una hoja de plátano a todo lo largo de la misma, evitando la suciedad de las manos cuando se come.
Esta masa blanda y sabrosa, requiere de dos días de preparación para que alcance un buen sabor. En el primer día se preparan los pequeños tabaquitos, dejándolo reposar por un espacio de 48 horas y después se sacan en bandejas, listos para degustar. El secreto fundamental está en ponerle mucho amor a su elaboración.