Esteban Tamayo y Tamayo

Esteban Tamayo y Tamayo. General de Brigada. Combatiente de las luchas independentistas. El 10 de octubre de 1868 se incorporó a la revolución, que estalló en La Demajagua, llegando a ostentar, cuando concluyó ésta, en 1878, el grado de teniente coronel.

Nació en Bayamo el 3 de agosto de 1843, de la unión marital entre Diego Tamayo y Curbelo y Pepilla de Tamayo y Barrero.

Desarrolló su infancia y juventud en un hogar de pensamiento independentista. Su tío Esteban Tamayo fue de los iniciadores de la conspiración en Bayamo, en 1867.  

Combatió bajo las órdenes de Máximo Gómez y Antonio Maceo, vinculándose así no sólo con sus conocimientos militares, sino también con la verticalidad de sus convicciones revolucionarias.

Fue uno de los oficiales bayameses que acompañó al mayor general Antonio Maceo en la Protesta de Baraguá.

En octubre de 1879 es detenido y deportado por las autoridades españolas de la isla. Según manifiesta en las páginas del diario desde el día de mi prisión no se encontraba vinculado a la conspiración que desencadenó la Guerra Chiquita. La decepción que sufrió con la firma del Pacto del Zanjón y no ser jefe de la insurrección que se proyectaba Antonio Maceo, con quien estaba más identificado en pensamiento, debieron ser factores que incidieron en su alejamiento del complot que se gestaba.

El período que vivió como deportado reafirmó su pensamiento independentista y sus convicciones de que la independencia de Cuba había que lograrla a través de las armas. Regresó a Cuba en 1881 y en 1890 se incorporó a la conspiración liderada por Antonio Maceo conocida como la paz del manganeso.

Vendió, en 1887, la casa que poseía en la ciudad de Bayamo y que había adquirido en 1858 por herencia de su tío. Se radicó, definitivamente, en su finca rústica vega de piña, ubicada en los cocos, capitanía de partido de Barrancas. Aquí comenzó a fomentar la ganadería con el traslado de 11 reses de Guadalupe Milanés.
 
El 24 de febrero de 1895, según acuerdo entre los revolucionarios cubanos de la isla y la emigración, se reinició la guerra por la independencia de cuba. en esta fecha se alzó Tamayo en su finca. Las acciones militares que desarrolló, desde los momentos iniciales, favorecieron la pujanza de la revolución después de los reveses iniciales acaecidos en la región occidental y ayudaron a combatir la información dada por el gobierno español de que se trataba de un alzamiento autonomista.

Tamayo fue el encargado de organizar las tropas de la región bayamesa que se debían incorporar a la columna invasora. para cumplir su misión tuvo que enfrentar conceptos localistas y regionalistas. finalmente logró reunir 250 hombres provenientes, fundamentalmente, del regimiento de caballería Bayamo.

Se incorporó a la tropa de maceo en Antón, Camagüey, el 21 de noviembre de 1895 y fue destinado al arma de la caballería. En la selección de Tamayo para integrar la columna debieron haber influido las relaciones e identificación que existían entre Tamayo y Maceo desde la Guerra del 68.
 
Tuvo una participación activa en las acciones desarrolladas durante la campaña de invasión, así como después de su conclusión. el 22 de enero, junto a Maceo, llegó a Mantua. Retornó posteriormente a las provincias de Matanzas y La Habana para imprimirle un mayor dinamismo a las operaciones militares. en marzo de 1896 cruzó la trocha de mariel a majana nuevamente y participó en la segunda campaña de Pinar del Río.

Cuando Esteban Tamayo y Tamayo fue arrestado, en octubre de 1879, y comenzó a escribir su diario desde el día de mi prisión estaba legando un relato vívido de cómo transcurría la vida de un deportado.

Durante el trayecto nunca trata de escapar. Cumplió con estoicismo su condición de deportado. El diario desde… demuestra que Tamayo no basaba su percepción sobre los españoles en posiciones étnicas, sino en la aptitud que asumieran ante la independencia de Cuba.

Regresó a La Habana para desplegar un conjunto de acciones que favorecieran el accionar en la provincia más occidental de Cuba.

El primero de mayo Maceo lo ascendió a general de brigada y en este propio mes partió, desde Saratoga, a reforzar las tropas que combatían al este de la trocha Mariel Majana.

Durante el traslado cayó en el combate de las Carolinas, Matanzas, el 21 de mayo de 1896.

Escribir un comentario