Historia y Cultura de Buey Arriba

Buey Arriba es un municipio montañoso de la porción sur de Granma, ubicado en la vertiente norte de la Sierra Maestra. Datos arqueológicos evidencian la existencia en la zona de comunidades aborígenes antes del descubrimiento de Cuba por Cristóbal Colón, así como de presencia hispánica, en 1514, en el primer asentamiento poblacional del territorio: el Hato de Valenzuela, fundado por Manuel de Rojas, sobrino del Adelantado Diego Velázquez. Éste fue su centro poblacional durante el siglo XVIII. Sin embargo con el tiempo la correlación de la migración poblacional en busca de trabajo comenzó a dirigirse a las partes baja y alta del río Buey, ésta última conocida como “Minas de Sum” o “Minas de Bueycito”. Hacia 1878 en informe enviado al gobernador ya se emplea el término “Buey Abajo” en referencia a Bueycito, de lo que se deduce que ya existía la denominación "Buey Arriba”. La constante amenaza de desborde del río Yao en la primavera, entre otros factores, como la minería, fue restando importancia a la capitanía de Valenzuela, y sumando valor al corral de Bueycito.

En la Guerra de los Diez años fue centro de operaciones del regimiento Bayamo # 2, perteneciente a la Brigada Bayamo, y escenario de importantes combates como el de Babatuaba, Bueycito, El Macío, La Angostura, Buey Arriba, y La Bermeja. Entre septiembre de 1879 y agosto de 1880 se desarrolló la Guerra Chiquita en el territorio con su centro de operaciones en el suroeste del barrio de Bueycito y la participación del teniente coronel Mauricio Liens Nieto, capitán Ignacio Díaz Álvarez, Jesús Rabí, Mariano Torres y Calixto García como figura principal. La Guerra Necesaria empezó en la zona con una serie de levantamientos el 24 de febrero de 1895, y entre las acciones más significativas registradas en estos predios durante esta etapa se encuentran los combates de Bueycito, Paso del Buey, Peralejo y Paso del Caimito. El 28 de abril de 1898 es liberado el poblado de Bueycito del coloniaje español, bajo las órdenes de Calixto García. Más de cien mambises boyarribenses participaron en estas gestas, destacándose_ entre otros _el teniente coronel Amador Liens Cabrera y el capitán Juan Núñez Martínez.

La penetración norteamericana en la región durante la neocolonia se distinguió por la ocupación de las tierras de Valenzuela y La Candelaria, el desarrollo de la caficultura a partir de 1923, y la explotación de las minas de manganeso, actividad que influyó notablemente en el incremento y concentración de la población y dio el golpe de gracia a Bueycito como cabecera. También en este período surgen varios sindicatos obreros en la zona alrededor de estas dos fundamentales actividades económicas, y resurge la lucha contra la explotación.

La guerra revolucionaria contra la tiranía tuvo importante escenario en esta porción de la Sierra Maestra, que brindó entre sus hijos a Ricardo Medina, Argel Carbajal y Salustino de la Cruz Enrique. Aquí operó durante la lucha en la Sierra el comandante Ernesto Che Guevara, quien al frente de la Columna 4 hizo de este territorio un bastión inigualable para la lucha guerrillera, sede del primer campamento rebelde en El Hombrito y de la Comandancia de La Mesa, la más completa del Ejército Rebelde, donde salió al aire por vez primera Radio Rebelde, el 24 de febrero de 1958. También aquí se libraron decisivas acciones como el combate de Bueycito (agosto de 1957), El Hombrito (agosto de 1957), Alto de Conrado (diciembre de 1957), Alto del Cojo (noviembre de 1957), El Macío (noviembre de 1957), Altos de Domínguez (mayo de 1958), y el combate de Ramírez (junio de 1958), entre otros. El 17 de noviembre de 1958 Fidel entra victorioso a las Minas de Bueycito, territorio liberado.

A partir del 1 de enero de 1959, con el triunfo de la Revolución, comienzan los avances en los indicadores económicos y socioculturales del municipio, que hoy cuenta con 11 Consejos Populares: Bueycito, La Piñuela, Nuevo Yao, San Pablo de Yao, Amador Liens Cabrera, El Relave, San Antonio, Maguaro, Vega Grande, Caña Brava y La Estrella.

En el aspecto de la cultura, Buey Arriba contaba con varias fiestas tradicionales y, desde la década de 1950, con un cine, institución a la que paulatinamente luego de 1959 se fueron sumando una casa de cultura, un museo municipal con tres extensiones (Bueycito, La Otilia y La Mesa), la biblioteca pública “10 de octubre”, con la sucursal "Lidia Esther Doce Sánchez”, una librería con sus respectivas extensiones (Bueycito, San .P. de Yao y La Estrella), tres salas de video enclavadas en el Plan Turquino, tres equipos de 16 mm, un órgano profesional "M-80" y una Dirección Municipal de Cultura.

El movimiento de artistas aficionados surge y prolifera en la década del 60 al 70, liderado por Agustín García, una de las principales figuras representativas de la Música, Eliecer García, Iraldo Frías, Luis Bello, Luis Leyva, entre otras personalidades de la Cultura. Entre las actividades que destacaron en aquel entonces se encuentran los festivales de música, donde participaban grupos aficionados locales como el Estrellas Juveniles, el trío Tres Guitarras, y Bello y sus muchachos. También en 1960 aparecen las primeras manifestaciones de teatro, apoyadas por la Iglesia Católica, las que en 1968 comienzan a popularizarse con la llegada del primer dramaturgo al municipio. Actualmente el municipio cuenta con 2 grupos tradicionales representativos: Colibrí y Sol Caribe; el septeto criollo Abril y el trío Tres guitarras; el grupo de mariachis Gavilanes de la Sierra; un grupo de La Década; y un Conjunto Artístico Integral de Montaña, reconocido con el Premio Nacional de Cultura Comunitaria 2012 y con la réplica del machete de Máximo Gómez, alto galardón conferido por las FAR a artistas y personalidades de la Cultura. En este territorio también radica la Televisión Serrana

Conjuntamente con las novedades artísticas los pobladores del territorio continuaron desarrollando sus principales tradiciones, entre las que resaltaban la artesanía (talabartería, tejido con Yarey, muñequería, tejido y bordado) como medio de trabajo y entretenimiento, la herrería, el guateque campesino, la música de órgano, los bailes de salón y las numerosas fiestas tradicionales como las Jornadas Martianas, que se efectuaban cada 27 y 28 de enero desde 1935, promovidas por el Partido Socialista Popular, las fiestas de San Pablo de Yao, Las Candelarias, en Bueycito, y las de San Ramón, en La Piñuela, aún vigentes. Otros de los eventos más importantes que tienen lugar en Buey Arriba son el Encuentro de Arrieros y Fabulaciones Serranas, que cada junio rescata y promueve las tradiciones de arrieros y demás habitantes de la serranía, la jornada de la cultura, organizada del 14 al 17 de noviembre en homenaje a la fecha de  liberación del municipio, y las Fiestas Populares, en el mes de junio.

Escribir un comentario