Libros para Granma

El bibliobús es un servicio móvil instalado en un vehículo rodante, es una modalidad del servicio de extensión bibliotecaria, con el objetivo fundamental de garantizar el acceso a la información y a la cultura de aquellos ciudadanos que no pueden acceder a los servicios bibliotecarios por residir en zonas alejadas del radio de acción de las bibliotecas.

La realización del sueño de un bibliobús destinado a brindar servicios en áreas rurales cubanas fue posible después de varias visitas a nuestro país de las bibliotecarias Dana Lubow y Rhonda Neugebaver, de Los Ángeles, California, quienes luego de intercambiar experiencias y conocimientos con los colegas cubanos de distintas provincias y de brindar su solidaridad profesional, comenzaron a gestar un proyecto sustentado en la idea de reparar y llenar de libros un bibliobús.

Otras personas se sumaron a la idea. Los pintores estudiantiles voluntarios del Colegio del Valle de Los Ángeles hicieron un trabajo fantástico a partir del diseño creado por Gerardo Hernández, uno de los cincos cubanos presos políticos en penitenciarías penales de los Estados Unidos.

Atendiendo al abnegado trabajo de extensión bibliotecaria desplegado por la Biblioteca Provincial ”1868”, de Bayamo, Granma, el doctor Eliades Acosta, antiguo director de la Biblioteca Nacional “José Martí”, decide donar a la misma el bibliobús como reconocimiento al trabajo desarrollado en esos años. En julio del 2008 el bus es enviado a Cuba en desafío de viajes de los Pastores por la Paz.

Es inaugurado en el Consejo Popular Francisco Vicente Aguilera de la ciudad de Bayamo el 20 de octubre del 2008, en conmemoración al Día de la Cultura Cubana.

Nuestra provincia tuvo un primer bibliobús en la década del 80. En 1987, el entonces Ministro de Cultura Armando Hart Dávalos prestigió la inauguración del primer bibliobús en Bayamo, que funcionó desde entonces hasta 1992. Su colección ascendió a 3151 volúmenes y la población atendida correspondió a las zonas de Tres Macíos, El Almirante, El Chungo, El Patio, Pompita y El Horno de Guisa. Mayormente los prestatarios inscriptos fueron los niños y las temáticas de mayor circulación: novelas, cuentos y poesías. Testimonios de este trabajo fueron ofrecidos por Alina Santiesteban y Lucía Cabrera Matamoros, responsables de brindar este servicio.

Nuestro bibliobús incluye en sus recorridos 11 comunidades y 20 paradas con una frecuencia mensual.

Escribir un comentario