Fabio en nuestra memoria

Intelectuales, combatientes, historiadores y bayameses  se unieron este lunes en el Museo de cera, de la capital provincial, para conmemorar un aniversario más de la muerte del joven italiano Fabio Di Celmo.

La institución cultural acoge la figura en cera de este amigo de Cuba, víctima de un acto terrorista en el hotel Copacabana, el 4 de septiembre de 1997, con solo 32 años.

El espacio de recordación inició con la grabación de una conversación telefónica que sostuvo Ismaris López Comas, directora del museo, con Giustino Di Celmo, padre de Fabio, el 3 de septiembre del 2014.

La misma hizo referencia a la lucha constante que libró Giustino contra el terrorismo, flagelo que amenaza a la humanidad, y a su eterno agradecimiento al Museo de cera por preservar la memoria de su hijo.

Con este intercambio abrió en Granma la jornada que le rinde homenaje  Tenemos Memoria. Solidaridad vs Bloqueo, del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (Icap), que transcurrirá hasta el mes de noviembre, cuando se someta a votación en la ONU la resolución cubana contra esa genocida medida, implementada hace casi seis décadas por los Estados Unidos y condenada año tras año por la comunidad internacional.

Ezequiel Morales Morales, delegado del Icap en la provincia y Alejandro Vázquez Almenares, abogado de Bufete Colectivo en Bayamo, expusieron ante los presentes afectaciones que ha sufrido el pueblo cubano por actos terroristas, también las manifestaciones actuales de ese flagelo que vive el mundo.

Durante el espacio de homenaje a Fabio Di Celmo en el Museo de cera fue colocada una ofrenda floral ante la escultura que recuerda al joven italiano.

Fabio Di Celmo nació en Génova, Italia, el 1 de junio de 1965. Sus amigos lo recuerdan como una persona muy sencilla, sin muchas palabras pero  siempre listo para reír y bromear. Según han declarado en entrevistas, Fabio contaba, a menudo, sus viajes a Cuba y hablaba de ello con entusiasmo, amaba a la isla y soñaba con traerlos un día a este país.

En el cementerio de Arenzano, Génova, en la lápida de su tumba, permanece una denuncia: “El 4 de septiembre de 1997, una bomba asesina de un mercenario salvadoreño apagó la vida del joven Fabio Di Celmo”. Inicialmente, se leía “una bomba americana asesina”, pero las autoridades italianas exigieron que fuera omitido el gentilicio.

Etiquetas: Bayamo, Museo de Cera

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Browse top selling WordPress Themes & Templates on ThemeForest. This list updates every week with the top selling and best WordPress Themes www.bigtheme.net/wordpress/themeforest

Autenticarse