Casa de Fidel en La Plata, nominada a Premio de Conservación Nacional

El bohío de tablas, piso de madera y techo de guano, ocupado por Fidel Castro en la Comandancia General del Ejército Rebelde en La Plata, intrincado paraje de la Sierra Maestra, está nominado al Premio Nacional de Conservación, correspondiente al año 2016.

Yaneisy López Moreno, especialista de la Dirección provincial de Patrimonio en Granma, declaró que las labores de conservación fueron realizadas por alumnos y el profesor Vicente Alejandro Ortega Cedillo, de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, en conjunto con la oficina de Patrimonio local.

Según refirió, incluyó la aplicación de pátina de cera a casi toda la construcción y luego la frotaron con las manos para favorecer su penetración en la madera, lo cual es muy bueno para contrarrestar los efectos de la humedad y los ataques de insectos.

En el mes de agosto de 2016, cuando fueron realizadas esas labores, Elizandra Casolco, una de las alumnas mexicanas, dijo a la prensa que permanecieron ocho jornadas en La Plata, y deseaban terminar antes del día 13, fecha del cumpleaños 90 de Fidel.
Agregó que fue muy gratificante lograrlo, como un regalo para él y todos los cubanos y otras personas admiradoras del importante líder.

Diseñada por Celia Sánchez Manduley y situada cerca del nacimiento del río La Plata, la referida construcción constituye el mayor imán para atraer visitantes a la Comandancia, declarada Monumento Nacional en 1978, y ubicada en el municipio granmense de Bartolomé Masó.

El  emplazamiento de la casa es estratégico, pues se accede desde varios lugares, incluida una escalera móvil, y otros escalones conducen al manantial, de donde tomaban el agua, idea de Sánchez Manduley  para evitar posibles contaminaciones intencionales del líquido.

La sensación de singularidad aumenta con la existencia de un cuarto oculto, donde el máximo dirigente de los guerrilleros guardaba documentos importantes.

Dentro también está la cama original usada por él,  obsequiada por el campesino Osvaldo Medina, quien falleció en 1992, y es recordado como padre del Quinteto Rebelde, quienes animaban al ejército de los barbudos con su música.

En uno de los locales perdura un refrigerador, que funcionaba con keroseno y se empleaba para conservar medicamentos.

Eddy Vázquez Figueredo, guía del Parque nacional Pico Turquino, manifestó que en su traslado  desde Las Vegas de Jibacoa, a varios kilómetros de distancia, recibió un tiro de las fuerzas enemigas, y la cicatriz permanece en uno de los costados.

Añadió que el jefe guerrillero solía dormir en hamacas, fuera del bohío, y pocos lo visitaron en ese sitio, pues era uno de los lugares más protegidos y cerca estaba la posta uno.

Desde La Plata, se trazaron estrategias para enfrentar la más potente ofensiva militar del enemigo durante la última guerra por la independencia en Cuba y Fidel transmitió diversos mensajes al pueblo a través de la emisora guerrillera, fundada por Ernesto Che Guevara.

Después del triunfo de la Revolución, ocurrieron en ese paraje otros importantes hechos, como la firma de la Primera Ley de Reforma Agraria, el 17 de mayo de 1959, y el otorgamiento de los primeros títulos de propiedad de la tierra a los campesinos.

Etiquetas: Patrimonio, Premio Nacional de Conservación

Escribir un comentario