Incursiona Andante en la farsa musical a propósito de sus 25 años

La calidad artística y musical, del Grupo de teatro callejero Andante se puso a prueba, la noche de este domingo, en Bayamo, durante la presentación de La virgen que aprendió a contar, una farsa satírica musical escrita y dirigida por el director danés Soren Valente.

Este primer acercamiento a la pieza, aún en proceso, mostró al público una interesante propuesta que se vale del absurdo para reflexionar sobre los políticos y la relación con el pueblo.

La puesta en escena, exhibida a propósito de los 25 años del grupo como parte del evento Parada Teatral, se desarrolla en el país de los hombres felices, mantiene el tono de comedia , y utiliza el juego teatral entre los actores, que también hacen la música en vivo.

Juan González Fiffe, director de Andante, quien formó parte de los actores, refirió que desarrollan una experiencia novedosa en la cual usan la figura de los payasos políticos sin narices y musicales, tendencia contemporánea del teatro.

Explicó que la obra versa sobre cómo el pueblo asume el poder y cómo a veces el liderazgo puede surgir de la persona más sencilla.

Soren Valente, director de Batida Teatro, de Dinamarca, refirió que la obra constituye una sátira de carácter universal, y es un regalo por los 25 años del grupo al que le unen 13 años de intercambio fructífero y amistad.

Expresó, sentirse complacido con el ritmo de la presentación y espera que sea un éxito luego de varias funciones, porque realizaron este trabajo en tiempo récord y todavía se encuentra en un 80 por ciento de la preparación.

Además, destacó de esta agrupación, el alto nivel profesional, la intensa comunicación con el público y el trabajo colectivo, elementos que reafirman en La virgen que aprendió a contar.

 

Etiquetas: Artes Escénicas, Teatro Callejero Andante

Escribir un comentario