Cándido Fabré: “La mente viene atómica”

Cándido Fabré Fabré es una de esas personas incapaces de decir no a quien desee compartir un diálogo como sucedió la tarde de este miércoles, apenas llegar a su vivienda en esta costera ciudad del oriente cubano en la que reside hace más de 30 años.

Sin importar el cansancio por el largo viaje desde La Habana, adonde llegó procedente de la República de Ecuador, luego de tres meses, el carismático sonero, conocido como Rey de la Improvisación, recibe a este equipo de prensa, en su estudio de grabaciones, desde donde han salido los miles de éxitos que hoy se disfrutan en cualquier país del mundo.

Es una bendición estar en la Patria, oxigena más que la cámara hiperbárica. Disfrutar de la familia, de la gente de tu sangre es incomparable y sentir que la vida adquiere más valor, sientes ganas de seguir viviendo y adelante.

La mente viene atómica y me atrevo a decirlo porque estando allá escribí de ocho a diez números y tuve muchas oportunidades de pensar en el repertorio de la Banda, en dos o tres discos que tengo que grabar.

Tengo un reto grande porque Candito hizo un número que está fuerte ¿Dónde está Fabré?, una interrogante, que se une a los anteriores míos Te dije que yo venía, y vine, Fabré llegó y no se va, pero escribí uno que se llama Pa´ coger un diez.

Me bajé de la tarima pa´ coger un diez, salí por un ratico y me demoré, ya calenté las redes sociales; me vieron en los carnavales con la Banda, yo lo sé; ellos lo hicieron bien a tarima llena, tengo que reconocer que los muchachos la pusieron buena. ¿Adónde?, en el lugar de los hechos, en el lugar de la escena.

– A propósito, usted como líder de la Banda por 25 años, pero ahora lejos, ¿confió en que sus músicos pasarían la prueba de enfrentar escenarios tan fuertes como Santiago de Cuba y Bayamo sin su presencia y habitual carisma?

Alguien comentó “Fabré tiró la Banda pa´ la candela. No lo hice, mandé la Banda a un sitio donde sabía que iba a brillar, escenarios donde existe tradición de carnaval, donde la presencia mía junto a la agrupación es una atracción cada año y en esta oportunidad les dije que debían ir y hacerlo sin mí.

Los muchachos no querían por respeto, por motivos, y salir a enfrentar a ese pueblo. Soy un hombre de visión y no me equivoqué y ahí están las imágenes de los miles y miles de personas que acompañaron y disfrutaron de la Banda sin mí, pero conmigo.

Interpretaron las canciones que habitualmente yo hago en los conciertos y gratifica ver las imágenes. Las cosas hay que hacerlas con el corazón y lo logramos, estoy muy feliz, agradecido de los muchachos, del cariño y afecto del pueblo.

La Banda puede continuar conmigo o sin mí: lo más importante es que la cabeza sepa qué va a orientar, guiar. Los pies van adonde el cerebro manda y la dirección de Candito ha sido genial, porque es joven, igual que los músicos. Felicidades a él y a todos. Estoy orgulloso de ellos.

– Se acercan los carnavales de la ciudad de Holguín y luego Manzanillo para cerrar el mes de agosto, ¿estará Cándido Fabré en ellos, ¿qué les dice a sus seguidores en esos escenarios?

Me alegra mucho que la Banda esté prevista para los carnavales de la ciudad de los Parques, pero se presentarán sin mí. Yo me incorporaré, si Dios quiere, en algún momento en el carnaval de Manzanillo, luego de revisar y darle algunos retoques al estudio.

Lo importante es no bajarte de la preferencia popular: estamos conversando aquí, en mi modesto estudio que ahora reparamos para seguir haciendo por mi pueblo bailador, desde donde han salido mis grandes éxitos. Lo significativo es el talento.

– ¿Cómo está la salud de Cándido Fabré?   

Ya la gente me ha visto y escuchado y yo para mí estoy bien. Siempre digo que uno tiene que sentirse bien; el próximo año llego a mis 60 años y en una edad como esa, con cuatro décadas de tarima creo que es hora de que uno tenga algo negativo, pero gracias a Dios estoy bien.

No voy a improvisar, porque lo primero que haré son los ejercicios correspondientes, luego cantaré y decirle a los manzanilleros que estaré en su carnaval, que es mío también, así que si la rana quería fiesta, la fiesta la voy a poner yo, a ver qué quiere la rana, así que agítala. Ya no es dónde está Fabré, porque Fabré llegó.

 

Etiquetas: Manzanillo, Carnaval 2018, Cándido Fabré

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Browse top selling WordPress Themes & Templates on ThemeForest. This list updates every week with the top selling and best WordPress Themes www.bigtheme.net/wordpress/themeforest

Autenticarse