El teatro es una gran responsabilidad

Merecedora del Premio a la excelencia interpretativa Miguel Benavides en las artes escénicas, la actriz Dailyn Anaya se muestra feliz y segura. El lauro entregado en la Gala de clausura de la Jornada por el Día del teatro cubano en Bayamo, constituye para esta joven, como su quehacer diario, una gran responsabilidad.

¡Nominada  y premiada!

-Es una emoción muy grande, es fantástico el reconocimiento a un año de trabajo duro y es lindo, es compromiso para seguir adelante y hacerlo cada día mejor y siempre regocija mucho.

¿Cuál es la obra que le consagró para recibir este premio?

-Creo que es por la obra El mejor amigo del hombre. En la anterior edición del premio  la que presentamos para optar fue Ay, Margarita y no se encontraba dentro de los requisitos, El mejor amigo del hombre la montamos en 2017.

Estuvo nominada el pasado año a un premio nacional, el Caricato y en el Adolfo Llauradó obtuvo reconocimiento, la mira de la crítica nacional se ha posado en los jóvenes del interior del país.

- Sí, en el Adolfo Llauradó recibí un reconocimiento a la actuación femenina.

¿Cómo se siente al llegar a los 10 años de graduada?

- Con mucha responsabilidad, porque además soy profesora en la Escuela Profesional de Arte Manuel Muñoz Cedeño, de la asignatura Análisis dramático, y también estoy estudiando en el Instituto Superior de Arte en la Facultad de Santiago de Cuba la Licenciatura en Arte Teatral, entonces es mayor el compromiso.

Análisis dramático es una asignatura teórica, la base de la dramaturgia y de la puesta en escena también, ¿Cómo supera estos retos cotidianos?

- Es un poquito difícil, pero disfruto mucho las clases. La asignatura me encanta, siempre agradezco esa formación a mi profesora Sandra, una gran maestra para mí, nos enseñó a superar la dificultad de entrar en ese mundo. Es una materia que todos los actores respetan, pero es linda. Para mí la superación nunca está de más.

Proyecciones, ¿con qué nos sorprenderá Andante que ya tiene su sede?

- Está linda la sede del Grupo de Teatro Andante, me encanta, es un sueño que veíamos muy lejos y ya lo tenemos.  Agradecemos muchísimo al Fondo de Bienes Culturales porque en muy poco tiempo hicieron la obra y es maravilloso ahora trabajar allí, tener ese espacio tan bonito.

Por ahí se cocina un estreno El circo loco, del profesor Juan González Fiffe. Aunque el nombre puede que no sea ese. Otra obra que tenemos como novedad es La virgen que aprendió a calcular, que fue el estreno más reciente y necesita ahora exhibirse para que coja fuerza, aunque estamos a la expectativa de lo que pasará porque se fue el actor Eudis Espinosa para la capital del país y entonces estamos reorganizando.

¿En espera de un sustituto?

- Quizá no un sustituto, sino una nueva estructuración, pronto viene el danés Soren Valente, director de la obra, a reorganizar la pieza para que siga exhibiéndose al público.

Los vínculos entre Batida Teatro de Dinamarca y Teatro Callejero Andante son sólidos, más de una década, ¿cómo le ha retribuido en lo personal esa relación con un teatro tan distante desde lo geográfico?

- Son maneras distintas de hacer teatro, a la vez, el objetivo es el mismo, llegar al público, hacer un trabajo de calidad y Soren es una persona extraordinaria que sabe como guiar a los actores, sabe lo que quiere y uno se siente muy feliz trabajando a su lado.

Le deseamos a Dailyn Anaya y a su grupo, Teatro Callejero Andante muchos éxitos en este 2018. Felicidades, además, para Juan González Fiffe, director de la agrupación que estuvo nominado al Premio Nacional de Teatro, sin dudas un alto reconocimiento a la excelencia de la actividad artística y la laboriosidad del colectivo que dirige.

Etiquetas: Bayamo, Artes Escénicas

Escribir un comentario