A propósito de Zenea como prosista y crítico literario (Fragmento)

"Es cuestión de justicia reconocer y proclamar la condición de periodista que alentaba en Juan Clemente Zenea"1, encomiaba en una tesis presentada a la Fundación Piedad Zenea hacia 1925, María Gómez Carbonell, biógrafa y admiradora del poeta, al destacar aquella aguda sensibilidad artística y literaria que marcó la existencia del cantor de Fidelia, como escritor talentoso y prolífico, poeta de singulares dotes, colocado (y no por mero azar) entre los cultores más representativos de la lírica insular del XIX y el más alto exponente de los románticos cubanos.

El Reparador de sueños ya no es sueño

Regresó, casi espontáneamente, sin mucha propaganda, como suelen ser las cosas en nuestra provincia, el concurso, de música infantil, "Reparador de sueños". El teatro Bayamo le acogió en tres jornadas de la primera quincena del séptimo mes y casi lleno a pesar del silencio pre evento.

Francisco Vicente Aguilera y Tamayo: el peregrino de la patria

El 22 de junio de 1821 nació en la villa de Bayamo Francisco Vicente Aguilera. En 1836 murió su padre, Antonio María, quien le dejó el cometido de obtener para su familia, utilizando las rentas de Ingenio Azucarero Pilar de Jucaibama, Título de Castilla, y continuar la tradición de poseer los de Regidor Alcalde Mayor y el grado militar de coronel de los Reales Ejércitos y del Batallón de Milicias Blancas Disciplinadas de Infantería de Bayamo y Santiago de Cuba.

La dolorosa muerte del general Máximo Gómez

Una vez destruido el Estado colonial español y fracasado el intento de anexión directa de los Estados Unidos, el pueblo cubano tuvo la posibilidad de crear las bases para un gobierno propio. Entonces echó andar la maquinaría política para elegir los órganos de gobierno. Uno de los primeros candidato a la presidencia del país fue el general Máximo Gómez Báez, el que había entregado treinta años de su vida a la lucha por la independencia del pueblo cubano. Nada más justo, que reconocer de este modo al primero de los maestros en el arte de la guerra y un depurado hombre de Estado, con originales propuestas políticas para el bienestar de la sociedad cubana.

Letra De Fuego

De niños solíamos escuchar absortos el relato, lleno de magia y fulgor: Pedro Figueredo (Perucho) compuso el Himno Nacional con la pierna cruzada sobre la montura de su caballo ante una multitud que coreaba "¡La letra, la letra!" y "¡Viva Cuba libre!" en una de las céntricas plazas de la Ciudad Antorcha.

Browse top selling WordPress Themes & Templates on ThemeForest. This list updates every week with the top selling and best WordPress Themes www.bigtheme.net/wordpress/themeforest

Autenticarse