Por Yaimara Pérez Reyes

El coro Ismaelillo y el proyecto cultural Arlequín, unieron su virtuosismo escénico en la noche de este viernes para regalarle a los trabajadores del museo Casa Natal de Carlos Manuel de Céspedes, un espectáculo artístico para festejar el aniversario 54 de la declaración como museo de esa importante institución cultural.

En la velada fueron interpretados temas de populares creadores bayameses, como Reinier Velázquez Álvarez (Teniente Rey), Ramón Galardy, Ebenezer Castillo Figueredo, y Andrés Araujo.

Además, se realizó un recordatorio de los momentos más trascendentales que transcurrieron en esa casona colonial ubicada en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución, la primera con ese nombre en Cuba.

La dirección general del espectáculo, con guión de Yolennis González Bello, estuvo a cargo de Ary Rodríguez, y la producción de Ebenezer Castillo Figueredo; mientras, Laura Pérez Reyes asumió la dirección de coreografía y Roselín León la dirección artística.

La Casa Natal de Carlos Manuel de Céspedes, fue reconocida como museo el 30 de septiembre de 1968, luego de ser sometida durante tres años a un largo proceso de restauración. Sobre la institución patrimonial, Moraima Clavijo Colón, presidenta del Consejo Internacional de Museos en Cuba, afirmó:

“El Museo Casa Natal de Carlos Manuel de Céspedes, no solo es una representación extraordinaria, de la obra civil del siglo 19 en Cuba, sino que además atesora importantes colecciones de alto valor histórico y estético. Su colectivo merece el reconocimiento de todos los cubanos, por su empeñada labor en la conservación”.

Sobre este sitio histórico que ostenta la condición de Monumento Nacional desde 1978 y el Premio de Conservación 2014, el intectual cubano, Doctor en Ciencias Rafael Acosta de Arriba, refirió:

“Desde la decada de los 80 visito el templo sagrado donde Céspedes vivió sus primeros 12 años, mis investigaciones sobre su vida y obra me llevaron hasta ese lugar donde encontré una mejor imaginación sobre la vida de ese gran hombre.

“Cuando han transcurrido casi 50 años de las visitas a mi lugar preferido de peregrinación, deseo recalcar que siempre he ido a ese venerado y sagrado lugar en silencioso y deboto respeto por Céspedes, el hombre al José Martí llamó El que nos hechado a vivir, y a quien Cuba concidera merecidamente El Padre de la Patria… seguiré vinculado a Carlos Manuel de Céspedes y a su museo para siempre”, aseguró.

(Tomado de La Demajagua)

Por webmaster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.