Docencia desde la cultura. Estudios de género y jornada Poesía y Solidaridad contra la violencia y la discriminación social.

Por MSc. Juventina Soler Palomino.

Para enfrentar los retos de la docencia en los nuevos contextos globales, se necesita actualización y una visión amplia de las dinámicas que rigen los mecanismos  en época de fragmentaciones y fenómenos en todas las esferas de la existencia humana. Cuando hablamos de retos docentes, lo extendemos a retos docentes en el campo cultural y, específicamente, en los estudios de género.

El Centro Provincial de Superación para la Cultura en Granma tiene registrada  esta disciplina hace algún tiempo, a la cual le han incorporado diferentes contenidos  desde el trabajo comunitario, hasta la inclusión recientemente, de los estudios sobre violencia machista en todas sus variantes y alcances posibles.

Estos estudios se escalonan según los contenidos; primeramente se realizan talleres de familiarización con los contenidos generales y luego, se implementan los cursos con un grado mayor de especialización. Hace cuatro años y dentro de la fecha planificada para el curso “Violencia de género, instituciones y comunicación” el proyecto “Musas Inquietantes” organizó una lectura de poesía por el 21 de marzo “Día Mundial de la Poesía” y el inicio de la primavera decretado  por la UNESCO,  entonces surgió la propuesta de David Tamayo, director del CPSC de realizar además de la lectura una jornada que se dedicara a la violencia y discriminación social, aunque “Musas Inquietantes” seguiría tipificando la violencia machista; es así como este año del 21 al 23 de marzo se realizó la Cuarta Jornada de Poesía y Solidaridad contra la violencia y discriminación social en su versión on line por la situación epidemiológica del país por la COVID 19.

La inclusión de esta jornada como parte del curso, antes mencionado, nos da la posibilidad de ampliar los conocimientos  de (las) los estudiantes a partir de la práctica de los  elementos teóricos. La valoración del contenido seleccionado para el trabajo final evaluativo incluyen, sin dudas, la relación de las tipificaciones de la violencia machista y las herramientas de prevención  desde el campo cultural, sobre todo, de la violencia simbólica.

Una herramienta de cohesión entre la docencia y las prácticas culturales lo es el proyecto “Musas Inquietantes” porque las (los) estudiantes pueden  participar con los diferentes proyectos y redes que realizan activismo social y de salud, a través de una intervención artística colectiva precedida de un trabajo de selección  que parte de intensionar las  puestas en escenas, la música y la literatura a un tipo de violencia hacia las mujeres y las niñas.

La perspectiva de inclusión a la docencia desde cultura de herramientas que aporten nuevos conocimientos a las (los) especialistas de las entidades  de este sector,  contribuyen al desarrollo de las políticas culturales y a la eliminación de códigos y mitos que sustentan la violencia desde lo simbólico. Además, de formar como  gestores de las acciones inclusivas a las instituciones y las diferentes manifestaciones artísticas.

La jornada Poesía y Solidaridad contra la violencia y discriminación social como apoyo al curso “Violencia de género, institución y comunicación” demuestra como las prácticas culturales deben de ser intencionadas hacia la prevención de muchos fenómenos sociales, en este caso, la violencia machista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies