El que dice la verdad

Por Diana Iglesias Aguilar

El director técnico del equipo provincial de béisbol de Granma, Carlos Manuel Martí Santos es un hombre que siempre dice la verdad: palabras del receptor del equipo Industriales Frank Camilo Morejón en Bayamo, al término de la final en la SNB 56 donde Morejón jugó con los Alazanes como refuerzo.

Por eso no hay dudas de que ahora mismo atraviesan los ” nervios” de Martí una oleada de sensaciones diversas que no tendrá pena expresar, pues en más de cuatro décadas dedicado al deporte nacional mucho sudor y sacrificio, desvelos y hasta el alma ha dejado en el terreno, para no privarse ahora de ningún estremecimiento, de esos que preludian y llegan con el triunfo total.

Extremadamente autocontrolado en sus sentires, no oculta lo que siente a quiénes le preguntamos detalles humanos de momentos cúspides, lo cierto es que sus muchachos y el colectivo que le asiste, no logran saber el grado de tensión en momentos álgidos pues mantiene la calma, sobretodo ante una pifia o error, sin juzgar ni regañar delante de otros, quizás son pequeñas fórmulas que lo llevan a ser el DT que más veces acercara a Granma al podio.

En cinco ocasiones llegó al 7mo lugar, en dos al 6to, en cuatro series alcanzó el 5to puesto, en igual número el 4 escaño a donde el equipo ha llegado 3 veces más de las manos de Arnaldo Iznaga, Marcos Fonseca López e Indalecio Alejandrez Mesa. Con Martí Santos los Alazanes llegaron además en una ocasión al tercer escaño nacional y esta es la tercera oportunidad que discute en la final con las series número 56 y 57 ganadas.

De Martí hablan sus compañeros, incluso los que no están ya en el equipo, elogian el humanismo y sencillez, el sentido de grupo que imprime a las decisiones que se toman, incluso en momentos cruciales donde se espera se escuche su voz por encima de todos, él persiste en escuchar a los que le rodean.

Ignorado por la prensa nacional, o mejor “descubierto” por ellos y los técnicos que dirigen el deporte en Cuba a raiz del triunfo en la serie 56, Martí ha llevado al éxito también al equipo Orientales y a equipos juveniles en torneos internacionales regresando a casa con el máximo trofeo, sin embargo no lo desatinan “los premios” para dirigir fuera de Cuba, pues si bien es una gran responsabilidad para la que es capaz de responder en positivo, él seguirá haciendo por la pelota, porque la pelota no es dirigir y alla ha dedicado su vida desde que con 15 años comenzó a estudiar en la Escuela de Iniciación Deportiva.

Lecciones de humildad sigue dando Carlos Manuel, con nombre muy simbólico para Cuba y especialmente para Granma, pues significa espíritu de lucha, sacrificio, entrega incondicional y apego a la verdad.

Hoy también Martí apela a ella y son muchos dentro y fuera del terreno que le agradecen, como a un padre le miran, no solo porque saltó ya de las siete décadas, sino por los consejos y la manera en que llega a todos: peloteros, entrenadores, público, periodistas, conminando hasta a los detractores a hacer el bien. Ese es el que dice siempre la Verdad, y merece junto a su pueblo y equipo la tercera corona. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies