Género, arte y cultura ¿Qué se hace y qué no se hace desde las políticas culturales? A propósito de un panel con un grupo de amig@s.

Por MsC. Juventina Soler Palomino.

Las dinámicas sociales establecen estructuras que se organizan y (re)organizan con el movimiento propio de los seres sociales, casi siempre se busca una armonía que persigue, por supuesto, una estabilidad de todo el entorno en que se vive; pero si se trata del desarrollo tomando como premisa una base feminista, entonces en la Cuba actual entramos en terreno que se ha (re)adecuado una infinidad de veces.

Las  perspectivas de géneros en nuestra realidad incluye un número infinito de criterios que van desde, todos tenemos los mismos derechos (sin utilizar el lenguaje de género) hasta, yo soy mujer y quiero que tengamos derechos, pero no soy feminista. Está muy claro que el objetivo de cualquier discusión  no es, precisamente, el debate de los enfoques feministas, pero sí cómo están presentes las perspectivas de géneros en el campo cultural cubano y, específicamente, desde  las políticas culturales; sus carencias y como suplirlas.

Cuba se mueve, en el terreno de los estudios de géneros, entre las conquistas  socialmente logradas y lo que se tiene que seguir implementando para lograr otros alcances desde  una visión más enfocada en las mujeres y sus contextos actuales, aquí a modo de aclaración podíamos citar el decreto ley 198 ∕ 2021 que consiste en la aprobación del “Programa Nacional para el  Adelanto de las Mujeres”, en lo particular este tema requiere de otro trabajo, pero evidencia el interés gubernamental por profundizar los derechos femeninos.

Las políticas culturales son una metodología a seguir para el desarrollo de las estrategias en el campo sociocultural. Retomo el concepto que de ella da Néstor García Canclini cuando refiere: [Las políticas culturales son] el conjunto de intervenciones realizadas por el Estado, las instituciones civiles y los grupos comunitarios organizados a fin de orientar el desarrollo simbólico, satisfacer las necesidades culturales de la población y obtener consenso para un tipo de orden o de transformación social[1]. Las intervenciones que realice el estado debe de tener una relación con varias de las esferas fijas de la sociedad, las dinámicas establecidas en este conjunto tienen que estar en constante desarrollo y tener en cuenta la dialéctica que intercede en la movilización y confrontación de significados en un contexto determinado.

En una revisión realizada a las directivas del Ministerio de  Cultura, no está incluido el trabajo (desde) y (con) las perspectivas de géneros, y a manera de visualización, en el decreto ley 198∕ 2021 para el “adelanto de las mujeres” no tiene explícitamente al Ministerio de Cultura como organismo u órgano de formación, infiero por lógica, que estamos en lo que versa “otros organismos formativos”, o sea, que una vez más no se relaciona el “emponderamiento femenino” a las dinámicas culturales directamente, somos lo que completa a otros ministerios como el de la Educación Superior, al MINED, al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, al Instituto Nacional de Demografía, al Ministerio de Salud Pública, entre otros.

La presencia del sector de la Cultura  desde el año 60 está muy bien definida cuando  se crea la FMC, pero también se realizan otras acciones en función de los estudios de género  a partir de los años 90 cubanos. Estos estudios sobre los contextos femeninos se comienzan a desarrollar, de manera intencionada, hacia la visibilidad de la violencia machista  y la discriminación, desde  la Universidad de la Habana se fundan Cátedras de la Mujer y la familia en casi todo el país, a finales de esta última década del siglo XX existe un florecimiento de la literatura escrita por mujeres que va a penetrar con una mirada inquisitiva zonas poco tratadas como el erotismo femenino y los nuevos modelos de mujeres transgresoras de las asignaciones tradicionales  de género; además se crea la Cátedra de Estudios sobre la mujer en la Casa de las Américas, bajo la tutela de la Dra. Luisa Campuzano.

Los estudios de géneros se amplían y salen de los circuitos de la sicología y la sociología para desarrollarse con una perspectiva de lo simbólico; o sea,  en el campo cultural se determinan y se conciben elementos determinantes en las perspectivas de géneros, con estos estudios y la creación de estas instituciones la vida y progresos femeninos aparecen sobre la base de una visión femenina y feminista donde se (re)crean todos los aspectos económicos, históricos  y socioculturales que determinan la vida de las mujeres en Cuba.

Lo logrado en todos estos años de trabajo, tanto desde la academia como desde el activismo propiamente feminista, demuestra que se puede encaminar una labor  a partir de la perspectiva de géneros. El sector de la Cultura tiene directrices  muy claras para trabajar la discriminación racial, no así los estudios de géneros, aunque algo se refiere porque los estudios feministas transversalizan los estudios raciales.

Profundizando cómo suplir estas carencias desde las políticas culturales, un grupo de proyectos culturales con enfoque de géneros,  emprenden un trabajo educativo y articulado con otros grupos y redes de activistas sociales y de salud;  siempre teniendo en cuenta que aunque no aparece incluida directamente en los objetivos de trabajo del Ministerio de Cultura, la flexibilidad de estas “intervenciones realizadas por el Estado para orientar lo simbólico”, permiten desde las acciones propias de interés   institucional  una incidencia directa para revertir procesos que impiden el desarrollo social como, la violencia machista y la discriminación por orientación o preferencias sexuales.


[1] García Canclini, Néstor: Políticas Culturales en América Latina. En: “Políticas culturales en la Cuba Actual: apuntes para el debate. Revista Temas # 72 Oct-dic 2012, p. 61.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies