Reclamo de la crítica

Por Luis Carlos Suárez

En casi todos los foros de diálogo cultural realizados en la provincia de Granma, la problemática de la crítica artístico-literaria aparece como un fantasma inatrapable. Se habla de la necesidad de su ejercicio para la buena salud de nuestra cultura, de su influencia en los procesos de promoción y jerarquización cultural, sin obviar al consumo cultural y a la llevada y traída programación que tanto nos inquieta.

Muchas veces con buena voluntad y algo de desatino se trazan acuerdos y se elucubran iniciativas, como la creación de grupos de artistas e intelectuales encaminados a teorizar sobre la crítica y ejercer su práctica a través de los diferentes medios de comunicación.

No tengo dudas de que se han adoptado decisiones inteligentes y entusiastas, pero con la crítica, al parecer, estamos condenados como Sísifo, a cargar la piedra hasta la cima de la montaña; la piedra rodará y todo volverá a repetirse hasta  el infinito.

Fue nuestro José Martí, quien conceptualizó a la crítica como “ejercicio del criterio”. Tenemos, además, como lo hizo saber el imprescindible Desiderio Navarro, que “la crítica literaria y artística constituye una importante manifestación de la conciencia literaria y artística, la conciencia estética y la conciencia social de la sociedad en que se produce” y nos dice, además, que “es sin dudas, una de las más importantes manifestaciones del factor consciente en el seno de la cultura literaria y artística” (1). Navarro hizo también referencia a la crítica “como la manifestación más abierta, plena y pura del factor crítico operante en toda cultura artística y literaria” (2).

Ese factor crítico siempre está presente en nuestra cultura y el ejercicio del criterio se hace evidente en los debates culturales que suceden, en el accionar  de los jurados de los diferentes concursos, en la labor de los Consejos Editoriales, en la labor de curadurías en las artes plásticas, en los casting para elegir los repartos de películas, novelas, obras de teatro y en otras prácticas culturales. Este ejercicio del criterio debía hacerse mucho más presente en la labor de la programación, la que necesita mucha meditación y pensamiento cultural, para tratar de dejar a un lado el facilismo y una cierta automatización que anula objetivos y cualquier pensamiento estratégico.

Sin embargo, reclamar y reclamar la necesidad de la crítica, no hará que la tengamos frente a nosotros, saludable como la ordeñadora que menciona Neruda en uno de sus poemas. Debemos advertir que su ejercicio no admite improvisaciones, es complejo y necesita de una disposición que incluya la superación permanente. No es posible la crítica sin un conocimiento profundo de la manifestación artístico-literaria objeto de valoración, no puede faltar la teoría del arte y la literatura, que permitirán un acercamiento profundo a la naturaleza y funciones del arte en cuestión, la problemática de los géneros, la relación del arte y la literatura con la ideología. Y qué decir de lo imprescindible del conocimiento del movimiento diacrónico de la creación al que se podrá llegar a través de la historia del arte y de la literatura. No podrá faltar el conocimiento que permita aplicar determinados instrumentos analíticos que ayuden en el estudio de las obras, paso previo e insustituible para poder ejercer con objetividad el juicio que sustente la tan necesaria valoración.

Sigamos con el reclamo de la presencia de la crítica en la cultura de nuestra  provincia, pero trabajemos primero con intensidad, en la formación de los críticos. El talento y la profesionalidad están presentes, nos falta la preparación a través del estudio sistemático e intencionado.

Notas:

Desiderio Navarro: “Algunas reflexiones sobre la crítica literaria y artística”, en Cultura y Marxismo; problemas y polémicas. La Habana. Editorial Letras Cubanas, 1986, págs. 336/337.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies