¡Vamos cubanos!, que de esta salimos

Por Luis Carlos Frómeta Agüero

Una carga de optimismo a golpe de conga soberana, constituyó el último video clip de Cándido Fabré, regalo musical para despedir el 2020, año limitado por dos pandemias: el coronavirus y el bloqueo económico y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos.

Desde el pasado 13 de marzo, la máxima dirección del país decidió posponer los eventos artísticos nacionales e internacionales, cerrar galerías de arte, casas de cultura, museos, bibliotecas, librerías, teatros, cines y centros culturales, para evitar aglomeraciones y cumplir con las medidas higiénico-sanitarias dictadas por las entidades de Salud, como consecuencia de la COVID -19.

No obstante, la vida cultural en Granma no se detuvo y aunque resulta difícil detallar lo realizado, trataré de ajustarme modestamente a lo realizado.

Múltiples agrupaciones musicales, danzarías y teatrales rediseñaron sus propuestas artísticas en franca ruptura con los cánones tradicionales, legitimaron, de manera online, espacios digitales que multiplicaron los eventos y otros concebidos por la dirección de cultura y sus instituciones, en los 13 municipios del territorio.

Con público limitado se celebraron los 40 años de la Sala de teatro José Joaquín Palma, los 25 del grupo de teatro Alas D’ Cuba, 20 del cuarteto Saxofones de Bayamo, las dos décadas del circo Granma, de la Banda de Cándido Fabré y la compañía Grandanza, entre otras.

“Tu casa es tu teatro”, fue el reto que asumió la edición XIX de Primavera Teatral celebrada en Bayamo, auspiciada por el Consejo Provincial de las Artes Escénicas, reto virtual que acogió a colectivos del territorio y a representantes de Europa, Dinamarca, Colombia, México, Chile, Argentina y Venezuela.

Si válida resultó esa respuesta frente a los ataques de la pandemia, que no distanció al público de sus actores, también lo fue la nueva versión de la obra Cantar a Teresita, a cargo del grupo Teatro Andante de Cuba, dedicado a la cantautora cubana Teresita del Carmen Fernández García, en el aniversario 90 de su natalicio y recorridos por diversas regiones de nuestro país.

Similares pretensiones asumieron el Colectivo teatral Granma ,el guiñol Pequeño príncipe y la Guerrilla de teatreros, quien dedicó parte de su tiempo de inactividad escénica, a restaurar atrezzos y escribir sus memorias.

En ese contexto de extremas limitaciones, Yudexi de la Torre recibió el reconocimiento como mejor actriz en el Festival de Cannes, por su actuación en el audiovisual Mambo Man, cuya banda sonora tuvo el protagonismo de virtuosos músicos de nuestra región.

El locutor José Rodríguez, de radio Bayamo recibió la condición de Artista de mérito de la radio cubana, el disco Mi tumbáo, de José Alberto Tamayo Díaz,(El Ruiseñor), fue nominado al Granmy Latino 2020, Dalia María Soto Vigo, al Premio nacional de circo y los escritores Erasmo de los Ángeles Rondón Soto (Río Cauto),Héctor Luis Leyva Cedeño (Jiguani) y Alexander Aguilar López (Guisa) , colocaron en alto la literatura granmense con sus lauros nacionales.

En un ambiente matizado por el verso, la danza y la canción, celebraron su día los trabajadores de la cultura, nuevamente la Plaza del Himno de Bayamo, se convirtió en el escenario ideal para patentizar el compromiso del arte con la Revolución cubana como hace 152 años atrás, cuando se entonaron públicamente, las notas de la marcha guerrera.

La XXVI edición de la Fiesta de la Cubanía y su evento teórico Crisol de la nacionalidad, se dedicaron a Celia Sánchez y Alicia Alonso, en el centenario de ambos nacimientos, ocasión en la que se develó la figura en cera de Miguel Matamoros y reconocidas varias personalidades del territorio, con destacado aporte al desarrollo cultural.

Exposiciones artesanales y culinarias, conferencias sobre historia y rebeldía, espectáculos infantiles, de magia y humor, presentaciones de libros, documentales y filmes cubanos, figuraron entre las acciones por el aniversario 507 de la fundación de la Villa San Salvador de Bayamo.

Un derroche de talento impuso el elenco artístico que participó en la gala Los gigantes no se van, homenaje a nuestro Comandante en jefe Fidel, en ocasión del cuarto aniversario de su desaparición física.

La Feria nacional de artesanía, patrocinada por el Fondo Cubano de Bienes Culturales, colocó su toque distintivo , una propuesta de fin de año que, además de sus demandadas ofertas, dejó la imagen de lo que sucederá en el 2021.

Y compartiendo la letra de la última producción musical del sonero Cándido Fabré, reafirmo: ¡Vamos cubanos!, que de esta salimos.

(Tomado de La Demajagua)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies