Tengo el nombre bien puesto: Cándido

Por Diana Iglesias Aguilar

Tengo el nombre bien puesto: Cándido. En mi no cabe Juan, ni Pedro, ni José, porque no actúo con maldad ni tengo segundas intenciones, hago justicia a mi nombre, y no ahora que tengo 60 años, desde niño fue así.

Cándido Fabré Fabré, reconocido intérprete oriundo de San Luis, Santiago de Cuba, y asentado en Manzanillo hace más de siete lustros, lo afirma pero también dan fe de sus palabras la inmensa obra como compositor musical, intérprete, defensor de los ritmos cubanos, la fundación de La Banda hace dos décadas,  y su actitud ante la Historia que lo ubican, sin lugar a la más mínima duda, al lado de Fidel, el pueblo y la Revolución, aún cuando lo han tildado de rebelde y lenguino por señalar numerosas dificultades o problemas, lo cierto es que la honestidad en sus canciones, el acercamiento al sentir popular, le devuelven toda la razón.

Mucho tiene qué decir y hacer este inquieto creador que desde el Golfo de Guacanayabo teje una leyenda hacia el mundo y trasciende fronteras con su peculiar tono de voz,  con la que interpreta crónicas sociales hechas poesías y arrastra multitudes en presentaciones en vivo por todo el archipiélago.

Llegamos de imprevisto a su casa en el centro  de Manzanillo y sin más protocolos conversa como si fuéramos viejos conocidos. Plantea sus preocupaciones y sueños, habla con pasión de Cuba y la necesidad de seguir construyendo una sociedad justa y con cabida para todos, el proyecto social que implementó el máximo líder Fidel y que él abraza aún con esperanzas, puestas también en la nueva dirección del país con Miguel Díaz Canel al frente.

Nada  ha sido fácil para Cándido en su carrera artística. La sinceridad le ha granjeado la ojeriza y otros demonios con funcionarios de la cultura y otros sectores, pero no deja de decir lo que siente y piensa.

Como tampoco deja de reconocer las dificultades que atravesamos, de empeñarse en soluciones, de seguir haciendo arte dentro y fuera de Cuba, como representante de genuinas tradiciones musicales.

Por estas razones, la sabrosura rítmica de su orquesta, fue escogido para formar parte de la banda sonora del filme Mambo Man, codirigido por Edesio Alejandro y MoFini, estrenado en La Habana del que se espera para 2021 recorra los circuitos provinciales del cine en todo el archipiélago.
Muchos éxitos para Fabré, su familia y músicos, salud y próspero 2021, con la certeza de que su música y candidez nos acompañarán siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies