Pase de año

Por Diana Iglesias Aguilar

Examinar a un artista de la escena es algo bien complejo aunque se trate del pase de un año a otro en la enseñanza media profesional.

Así lo sienten estudiantes de la Escuela Profesional de Arte Manuel Muñoz Cedeño de Bayamo, sus profesores, familias y personal de apoyo al término del período evaluativo, sometido a los cambios que obliga la situación epidemiológica actual.

Para la conclusión de los alumnos de segundo año se escoge la obra Contigo pan y cebolla del dramaturgo Héctor Quintero, pues deben mostrar habilidades histriónicas adquiridas en el proceso, encarnando en esta oportunidad a los cubanísimos Lala, Anselmo, Fefa, Lalita, Anselmito y Fermina.

En apenas tres semanas se produjo el montaje del clásico de las tablas cubanas llevado incluso al cine. Los alumnos trabajan duro en la construcción de los personajes que no por conocidos dejan de ser difíciles de interpretar.

Colaboran en el atrezzo y escenografía bajo la égida de los maestros del diseño escenográfico Félix Viamonte y Juan González Fiffe, este último principal mentor junto a la joven actriz Ariannis Gómez de Teatro Alas de Cuba, responsables de la formación actoral principal durante este año académico.

Días interminables de ensayos, acompañados del calor agotador, sed, sorteando dificultades pero con la alegría juvenil y el entusiasmo gardeado por las exigencias de enfatizar en lo técnico, la gestualidad, los tiempos dramáticos, la proyección de la voz, el empaste y contraste entre los personajes y la organicidad individual y de las escenas. Muchos tópicos a evaluar en un solo momento, en el que no debe descuidarse nada en absoluto.

La noche de evaluación en la sede de Teatro Andante, compañía a la que este grupo está destinada a incorporarse una vez graduados, el espacio se agiganta para recibir a los familiares, profesores y jueves que dictaminarán el desempeño.

La presentación se convierte en un suceso cultural, sesgado por el distanciamiento los abrazos y besos se dan con los ojos, las emociones contenidas en el público desbordan la sala y los aplausos son el mejor regalo para estos jóvenes actores en formación que van comprendiendo cuán difícil serán sus vidas profesionales pero cuán grato son estos momentos de la existencia.

También por estos días hacen ejercicio de culminación los estudiantes de primer año con ejercicios de silencio orgánico y los de tercero con Las brujas de Salem.

Como profesores también prestigiosos actores y actrices que trabajan indistintamente en el cine, la radio, la televisión y lo mejor del teatro cubano actual: Yunia Jerez, Dailin Anaya, Adis Nuvia Martí, Mirelys Echenique, Yudexy de la Torre, Juan Alberto Ante, junto a un claustro con mucha experiencia y deseos de hacer.

Pronto comenzará además del nuevo curso, la formación de otros estudiantes de actuación y se abrirá el aula para formar titiriteros. La Escuela Profesional de Arte Manuel Muñoz Cedeño de Bayamo es un centro de referencia en la formación artística de manera especial en la escena dramática, estos días refuerzan este criterio. Nadie lo pondrá en dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies