El pensamiento filosófico del Che a partir de: El socialismo y el hombre en Cuba.

Por Marielis Antúnez Ortiz

Durante décadas el pensamiento filosófico de Ernesto Guevara, el Che, ha constituido una fortaleza para la revolución cubana. Ello se evidencia en sus diversos documentos y escritos. Dentro de sus obras más relevantes se destaca El Socialismo y el hombre en Cuba.

 En ella el Che aportó una nueva concepción acerca del vínculo entre la ética revolucionaria y la creación de las condiciones materiales en la construcción de la nueva sociedad, entre la formación del hombre nuevo y la creación de dichas condiciones materiales.

Destaca el papel de las masas populares en la historia. La necesidad de la democracia socialista, la de nuevo tipo y, consiguientemente el papel de las grandes personalidades en la dirección de esos procesos, la formación del hombre nuevo, el papel del cuadro revolucionario, el papel del Partido frente a las tareas de su tiempo.

Por otro lado también argumenta  las particularidades esenciales de la Revolución cubana (realizando un interesante análisis  del momento histórico concreto en que tiene lugar, y del vínculo indisoluble entre lo general y lo particular, cuestiones  claves en el análisis filosófico de los procesos sociales).

Además fundamenta la necesidad de defender y mantener todo lo conquistado como un problema fundamental de cada Revolución. Argumenta medios, métodos, formas y estrategias para la lucha revolucionaria en nuestras condiciones, en el presente y en el futuro.

El Che llamó a la unidad de todos los obreros de todos los países de América Latina (Brasil, Bolivia, Chile, Argentina, Ecuador, Colombia, Nicaragua, etc.) y lo más puro de la clase obrera norteamericana con la vanguardia del pueblo cubano, su clase obrera y pueblo en general, para así crear un frente común de enfrentamiento que derrotase  al dominio imperialista.

Hoy más que nunca su pensamiento con respectoa la Revolución cubana como ejemplo para los pueblos, principalmente, de América Latina y el Tercer Mundo mantiene plena vigencia y constituyen un paradigma tercermundista para interpretar los acontecimientos que tienen lugar en nuestros días para lo cual la enseñanza y estudio del marxismo siguen siendo instrumental necesario para el análisis social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies