Vocación de creador

Por Diana Iglesias Aguilar

Hace tres años trabaja como inversionista del Hospital Infantil Luis Ángel Milanés de Bayamo, donde se siente útil y no ha dejado en esencia de ser quien es: un creador con mayúsculas, que en los últimos años entrega a niños y adultos estremecedores temas. Algunos cantados en la voz de Lincom Jefferson Justis Queija, el pequeño que canta a Martí  y la historia.
En pocos días escucharemos la canción “Esa presencia que alumbra” dedicada al más universal de los cubanos en el aniversario 125 de su caída en combate ( 19 de mayo de 1895) y el tema “Somos continuidad”, ambas en proceso de edición musical y audiovisual, interpretadas por Lincom.


Hugo Tamayo Tornés dedica toda su vida laboral de más de tres décadas a la composición musical y no ha dejado de hacerlo desde que se graduó como Instructor de Arte en la Escuela El Yarey de Jiguani en 1983. Testimonio de lo dicho son los múltiples premios y canciones populares en eventos nacionales infantiles, podemos recordarlos en la voz del entonces niño Anedo Martínez y para adultos los Festivales Sindo Garay ( donde obtuvo Gran Premio) que organiza la empresa comercializadora de la música y espectáculos de Granma.


Hugo ha hecho duetos en hermosas letras con los también poetas Luis Carlos Suárez y Abel Guerrero, y ha incursionado en la música romántica, infantil y patriótica con éxito. En esta última páginas como Demajagua, el asalto a los cuarteles Moncada y Céspedes, las figuras de Celia, Fidel, Chávez, Che, Camilo y otros héroes han sido motivo de inspiración.


Cuando hablas con él te das cuenta de que Martí es un referente cotidiano en su pensamiento y obra.  “Sólo es grande quién  no pierde el corazón de niño”, frase del Maestro que Hugo lleva a flor de piel.
Ahora es el trovador de niños, familias y personal médico y de apoyo del Hospital Infantil bayamés, un rol que le gusta porque ayuda a aliviar las tensiones de la vida y de enfermedades, si bien no se reconoce como un cantante, tiene suficiente afinación y ritmo para regalar hermosas melodías a grandes y chicos. Y en la voz propia, de Lincom o de otros intérpretes, seguirán llegando temas estremecedores de Hugo Tamayo, pues conserva intacta su vocación de creador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies