Trabajo Cultural y Superación

 Por: Luis Carlos Suárez

Los retos de hacer masiva la cultura tienen ante sí el de acceder a la diversidad humana con todas sus potencialidades y reticencias, con todos sus gustos y aspiraciones, con todas sus armonías y desarmonías, con todas sus historias de vida colmadas de sueños, encuentros y padeceres.

El ser humano, no el abstracto, sino ese que amanece con su taza de café, guarda sus llaves, quiebra sus copas, se ilusiona y sufre, ese que le teme al tiempo y quiere seguridad para sus hijos y seres queridos. Ese, el que respira a nuestro lado, es centro de nuestra labor. Si él es concreto y contradictorio, proteico y diverso, no podemos aspirar a masificaciones de la cultura al margen de concreciones y realidades, no podemos elucubrar proyectos desasidos del conocimiento profundo del antes y el después de muchos procesos, que hoy se nos presentan en su complejidad porque están en relación con las dificultades que entrañan los grandes objetivos que nos hemos trazado.

Hacer masiva la cultura conlleva el no complacernos con presentar una avanzada de ella integrada por talentosas personalidades y agrupaciones, olvidando el acaecer de nuestros barrios, de nuestros pueblecitos guarnecidos en las montañas, de nuestra gente de pueblo, diría Onelio Jorge Cardoso, que deben estar siempre en el centro de nuestra preocupación, porque ellos son médula y semilla del proceso de democratización nacido con la Revolución.

¿Cómo llegar con esa flecha de luz y bienestar que es la cultura hasta ese blanco humano y contribuir a su transformación?

¿Cómo hacerlo permitiendo que el llegar a ese hombre no sea sólo recado del exterior sino apoyo medular para su auto transformación espiritual?

¿Cómo lograr que la cultura sea cada vez más, savia permanente de su autogeneración como hombre y no muleta para apoyar lo aparente y lo seudo?

¿Cómo incidir para que sople de su vida, con el pulmón de la gran cultura, el mal gusto, todo el lodo de lo falso?

¿Qué hacer para que con la espada de luz de su preparación cultural ahuyente la violencia, el alcoholismo, los vicios?

Me da por pensar, recordando lo que viví en aquel memorable VI Congreso de la UNEAC de tan grata memoria, que lo que se nos ha propuesto con la masificación no es solo continuidad de una voluntad permanente de democratización en el campo de la cultura, sino una nueva alfabetización.

¿Porqué caminos ir sin el mapa seguro de los nuevos conocimientos?

¿Sobre qué pasos volver, a qué concepto acudir, con qué teoría auxiliarnos?

¿Acudir al trabajo cultural como si hubiéramos nacido ahora y todo nuestro pasado cultural fuera un desdibujo, un borrón en nuestra conciencias?

¿Cómo hablar del pensamiento cultural contemporáneo sin conocer el de Saco, el de Varela, el de Martí?

¿Como hablarle a la juventud desconociendo las Cartas a Elpidio?

Ningún cuadro de  la cultura, por muchas técnicas de dirección que aprenda, hará efectiva su labor si desconoce lo que fue su cultura, y lo que es, solo así podrá conquistar un sueño, además agradecido,  porque nacerá de la sabiduría y la experiencia.

Hoy el dirigente en el terreno de la cultura, se enfrenta a la realidad de que dirige un proceso que tuvo ayer, tiene su hoy y diseña su porvenir. Y así entra en un sistema, que es entrar en un espacio de relaciones, de vínculos profundos, donde el conocimiento del hombre y su entorno vivencial es una necesidad determinante.

Solo la superación permanente, el vencimiento de toda pereza intelectual, unido al amor creciente a los destinos de nuestro país, permitirán que podamos ir a nuestra tarea diaria no como Sísifo, condenado a volver con la roca hasta la altura de la montaña, en una misión inútil que anularía cualquier vida, sino que podamos crecer, colocando una piedra sobre otra hasta conformar la enorme pirámide que hemos soñado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies