Marianas de estos tiempos

Por Diana Iglesias Aguilar

Cual Marianas de estos tiempos las madres, abuelas, mujeres del Proyecto sociocultural Juana Moreno dedican horas, esfuerzos, recursos materiales y humanos propios para hacer el bien al prójimo: construyen con sus manos nasobucos para entregarlos a personas que los necesiten,  sin que medie acción comercializadora.

Total altruismo para este equipo donde participan entre otras muchas mujeres ejemplares, las hermanas Muñoz Maceo, Adria, Altagracia y Lucía, artistas y creadoras, pedagogas y mujeres comprometidas con su tiempo, y descendientes de quién juntara en su persona el patriotismo y el arte, el compromiso ineludible con Cuba y su pueblo: el intérprete, poeta, compositor y bayamés Manuel Muñoz Cedeño.

Las actuales generaciones de jóvenes han escuchado hablar de Lucía Muñoz, la Novia de Bayamo, quién cumple este año 50 de vida artística como poetisa. Adria y Altagracia, hermanas mayores, son menos conocidas por la juventud, menos mediáticas pero tuvieron, y tienen una participación social desde las artes, la cultural, la política muy activa, este ejemplo de servir a su pueblo en tiempos difíciles no me deja mentir.

En la experiencia participan además las  artesanas Ernestina Mascareño Aguilera  y Caridad Espinosa Blanco, ante la iniciativa propulsada por Adria Luz, fundadora y líder del proyecto. Con recursos propios del equipo  adquirieron sábanas e hilos para coser los nasobucos que son entregados a las personas necesitadas a través de las autoridades sanitarias.

En medio del ajetreo diario de la casa y las preocupaciones por las medidas extras necesarias para tomar en cuenta ante la infección por el SArs-cov-2, irrumpe el sonar de las máquinas de coser en el barrio Camilo Cienfuegos de Bayamo, donde vive la mayoría de las integrantes del proyecto.

Otras batallas han contado con el aporte de estas bravas mujeres, la confección de objetos utilitarios para el hogar, ropas para niños, juguetes y otras contribuciones han sido destinadas a victimas de incendios, fuertes lluvias y huracanes en Granma.

Ahora no iba a ser diferente, dicen con la certeza de que este gesto perdurará en sus mentes y en las de los que lleven un nasobuco sin saber de las manos que lo construyeron para proteger sus vidas.

Un acto loable protagonizado por mujeres, artistas, creadoras, pedagogas, incansables Marianas de esta manigua donde se combate con las armas de la responsabilidad, la sabiduría y la solidaridad, a un enemigo grande pero no invencible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies