Alicia baila en el Paraíso (+video)

Alicia Alonso/Foto/Archivo

Alicia Alonso/Foto/Archivo

Por Alejandro Gonzalez Nuñez

Un Mensaje de texto de un amigo me anunció la noticia, ha muerto Alicia Alonso, no pude evitarlo; se estremeció mi alma, la tristeza me abrazo de un zarpazo, HA MUERTO ALICIA, la cultura cubana se viste de luto, llora Cuba, llora el mundo, parte una de sus más auténticas hijas, y es que parece que el destino se empeña en que sea octubre un mes de grandes acontecimientos. Alguien me dice: tenía 98 años, callo, y me pregunto ¿es que acaso la grandeza tiene edad? creo que no, hay gentes a las que pensamos inmortales, a las que pretendemos tener siempre, claro es imposible, la muerte implacable nos arrebata lo que más queremos.

Recuerdo que hace un tiempo leía pasajes de su vida y cada palabra me llenaba más de orgullo, Ella  prefirió abandonar su isla amada y no servir al gobierno implantado antes de 1959, pero lo que más me impresiono cuando una vez expresa, “Toda mi esperanza y mis sueños consisten en no volver a salir al mundo en representación de otro país, sino llevando nuestro propia bandera y nuestro arte. Mi afán es que no quede nadie que no grite: ¡Bravo por Cuba!, cuando yo bailo. De no ser así, de no poder cumplir ese sueño, la tristeza sería la recompensa de mis esfuerzos”.  está de moda decir   CUBANO SE NACE NO  SE HACE, y eso fue Alicia una cubana con temple de acero, digna hija de esta tierra una  verdadera revolucionaria.

Podía la Alonso quedarse con sus triunfos solo para ella, pero su nobleza era mayor, quiso hacer más por CUBA, llevó a la cima el prestigio de los artistas cubanos, hechos como la creación del Ballet Alicia Alonso hoy Ballet Nacional de Cuba y la fundación junto a Fernando Alonso de la Escuela Nacional de Ballet marcaron una pauta imborrable en la cultura nacional.

Creo que no es necesario hablar de reconocimientos y premios, fue tan brillante su carrera que unas cuantas cuartillas no me alcanzarían, estoy seguro que su mayor orgullo fue el honor y la honra de su pueblo.

Siento que es muy atrevido de mi parte escribir estas líneas, pero la nostalgia me obliga, ¿quien soy?, simplemente un cubano amante de mi patria, pero Alicia es Cuba, entonces es imposible no amarla.

Se nos ha ido GISELLE, los cielos se visten de gala para recibir a la artista, ha muerto el Cisne, prefiero pensar que está dormida y despertará impetuosa, pero no, se ha ido a bailar al paraíso, lleva en sus manos la gloria, va más hermosa que nunca, dice que no regresa y no le creo, es que en realidad no se ha ido, ¡Bailara por siempre en nuestros corazones!, esto si lo creo y grito desde lo más profundo ¡BRAVO!  ¡BRAVO!  ALICIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies