La Cubanía en su cuna

Por Liuba Mustelier Ramírez

Cada mes de octubre la ciudad de Bayamo hace gala de sus atributos. Raíces históricas, sociales y culturales se exhiben con elegancia en un evento digno de esta tierra, la Fiesta de la Cubanía.

La Cuna de la Nacionalidad Cubana reúne a investigadores, músicos, escritores, artesanos, pintores, actores y cineastas que entrelazados con el pueblo convierten a esta cita en un espacio único para el arte.

Del 17 al 20, la isla completa accede a esta ciudad, algunos con su presencia y otros con el deseo de participar, no obstante a su manera, cada uno vive la festividad.

El evento téorico Crisol de la Nacionalidad Cubana, el Son con Tres, el Señor de la Música Molida, la feria Bayart, las Cien Toneladas de Salsa y el Teatrón resaltan entre los espacios fijos.

A estos se suman las conferencias magistrales, los concursos, las presentaciones de libros, conciertos, ferias tradicionales, pasacalles, la develación de una figura en cera, actuaciones de  compañías teatrales y danzarias e inauguraciones que diseminadas por plazas, instituciones culturales y centros educativos promueven lo más autóctono de la nación.

El evento con una madurez consolidada arriba a su XXV edición y celebrará, ante todo, nuestras esencias.

Diversas personalidades de la cultura han prestigiado la Fiesta de la Cubanía, para ellos la posibilidad de estar en Bayamo y participar en una cita como esta constituye una verdadera reafirmación de lo nacional:

“Llegar a esta ciudad es llegar a la raíz, es tocar con las manos la historia y la cultura”, destacó el Doctor en Ciencias Históricas, Eduardo Torres Cuevas en una de las citas a las que asistió.

Asimismo el intelectual Abel Prieto Jiménez insistió en que la Cubanía “es un evento que no hace concesiones ni caricaturas de lo nuestro” y sirve para formar en el niño, el adolescente y el joven, modelos culturales auténticos.

Por su parte el Premio Nacional de Ciencias Sociales Pedro Pablo Rodríguez resaltó “los organizadores de la Fiesta buscan una diversidad de manifestaciones de la cultura nacional realmente notable.

“Lo mismo podemos tomar café en una jícara, escuchar una interesante conferencia y debatir temas históricos o artísticos”, apuntó el investigador.

Numerosas han sido las opiniones acerca de la necesidad de conservar y mantener el evento pues sin duda, rescata tradiciones, preserva nuestros valores y el patrimonio material e inmaterial de la Isla.

Quien llegue a Bayamo del 17 al 20 de octubre, se acercará cada vez más a nuestras raíces y a la identidad del país.

La Cubanía en su cuna, simboliza lo que somos, en un eterno homenaje a lo mejor de nuestra tradición nacional.

(Con Información de La Demajagua)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies