Música de órgano “enamora” a los niquereños


FOTO/ Yudelkis Beatriz De La Hera Jeréz

Por Yudelkis de la Hera Jeréz

Niquero. – Pretexto de celebración popular que “enamoró” otra vez a los residentes en esta costera ciudad, resultó la 16 edición del festival provincial de órganos Raquel Morales in memorian, entre el 16 y 18 de agosto.

Mantener viva una tradición musical que es patrimonio cultural de esta zona de Granma constituyó objetivo del evento, que enalteció en esta oportunidad al órgano Cacique Hatuey del municipio Yara, protagonista de propuestas bailables para chicos y adultos en varios espacios de la urbe, junto al Mulato oriental, y la Música, ambos del territorio sede y La Rumba nro. 1 y el Sureño, del municipio de Pilón.

La plaza grande del pueblo acogió la gala de apertura, ocasión especial que hizo “temblar” las estrellas con las interpretaciones de temas antológicos nacidos del saxofón de Lino Borbolla, eminente músico manzanillero y cuya familia  es reconocida por la inserción del órgano en la región oriental de la Isla.

El espectáculo contó además con la actuación de la Compañía Clásicos de Cuba, el órgano El mulato oriental y la voz de Matilde Martínez.

Los días de celebraciones incluyeron competencias de bailes y de instrumentistas, descargas musicales, un evento teórico, transmisión en vivo del programa Enramada, de la emisora Radio Portada de la Libertad y gala de clausura, donde se dieron a conocer los ganadores de la lid, entre ellos, el Premio de la popularidad y lugar de honor al órgano El mulato oriental.

Martín Pérez y Cándida Castro, entre los adultos y los jóvenes Ennier y Karen Blanco, triunfaron entre los bailadores de esas categorías, estimularon las mejores individualidades y reconocieron Paula Fernández y Juan Rodríguez, “Paulita y El Duro”, personajes populares del territorio niquereño, que robaron varios aplausos con la destreza de su danza.

En declaraciones a esta periodista, Lino Borbolla ponderó la necesidad de preservar vital un patrimonio cultural de más de cien años de existencia conocido como “música molida”, elogió la calidad de las propuestas artísticas y agradeció a las autoridades y al pueblo de Niquero por la hospitalidad que siempre le brindan.

Los festivales de órganos rinden tributo a Raquel Morales, niquereña a la que se le atribuye ser la primera mujer cubana ejecutante de ese tipo de instrumento. La décimo séptima edición acontecerá en agosto de 2020 y se dedicará al “Mulato oriental”.

(Tomado de La Demajagua)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies