Biblioteca Provincial 1868: más de medio siglo atesorando saberes y cultura

La Biblioteca Provincial 1868 de Bayamo celebra con una intensa jornada artística y de encuentro con sus colaboradores, jubilados y público, los más de cincuenta años de fundada y quehacer por la cultura del territorio y de Cuba.

Por Diana Iglesias Aguilar

 Intensa es la jornada que desarrollan los trabajadores de la Biblioteca Provincial 1868 de Bayamo para celebrar los 55 años de fundada, primera institución de su tipo en el territorio, inaugurada en la tarde del domingo doce de julio de 1964 con la presencia de la Doctora María Teresa Freyre de Andrade, Directora de la Biblioteca Nacional José Martí Pérez de La Habana.

Actividades destinadas a los niños y las niñas con unidades artísticas infantiles, concursos de lectura y de saber, la Exposición Historia de la Biblioteca que recorre desde aquellos momentos fundacionales hasta la actualidad, están entre las primeras acciones de recordación de cinco décadas de trabajo cultural.

La Peña sin nombre, donde el anfitrión es el poeta Abel Guerrero, es quizá uno de los espacios más emotivos que cada mes convoca a bibliotecarios y bibliómanos, artistas, intelectuales, pedagogos para hablar en esta oportunidad de los bibliotecarios y su especial manera de ser y sentir, del 26 de julio en Granma y la historia de esta fecha, y la fundación y significado de la Ciudad Escolar, primera gran obra de la Revolución.

Encuentro con sus colaboradores más cercanos, escritores, poetas, investigadores, tiene lugar en la Biblioteca 1868 de Bayamo, desde donde se rectora el trabajo de las instituciones homólogas en toda la provincia Granma.

Una biblioteca es un lugar para aprender y crear, dice el poeta Alexander Aguilar López, quién está entre los más cercanos a la institución bayamesa erigida sobre las ruinas de la casa natal del patricio Francisco Vicente Aguilera.

El concierto, en la sala especialmente acondicionada para ello será el broche de oro en la noche del viernes doce de julio, convocados músicos y cantores, rememorarán los años en que la 1868 fuera el escenario de grandes artistas y escritores, investigadores e historiadores de Cuba y el mundo que pasaban por Bayamo.

Recién reparado el inmueble y con nuevos salones dispuestos al servicio de la casa aledaña a la añeja edificación, la Biblioteca de Bayamo es un símbolo de la voluntad del pueblo que anhelaba un lugar así, y la voluntad del gobierno revolucionario de enriquecer la cultura de ese pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies