La Primavera Teatral es un gran medidor para actores, dramaturgos y directores.

Foto: Diana Iglesias Aguilar

Por Diana Iglesias Aguilar

El bayamés José Raúl López Moreno debuta en la primavera teatral como dramaturgo con la obra Trapos Sucios que pone el Colectivo Teatral Granma, en el mayor evento de las artes escénicas en el territorio. Una obra que habla de los valores y conflictos y temas de la cotidianidad cuando el dolor por la pérdida aflora. 

Expectante ante el público que por estos días frecuenta las salas de teatro de Bayamo y Manzanillo, el diseñador y operador de luces de la sala Teatro José Joaquín Palma de la Ciudad Monumento espera la puesta de Trapos Sucios en el festival Primavera Teatral,  el más reciente estreno del Colectivo Teatral Granma.

Un frío recorre su cuerpo cada noche de puesta, y la obra ha estado en escena solo en ocho oportunidades entre los teatros 10 de octubre y  José Joaquín Palma, desde su primera vez lo que la hace clasificar aún como de estreno.

Nerviosismo genera el buen desempeño de actores y el equipo técnico pero también la presencia del público y sus respuestas inmediatas y mediatas a la propuesta dramatúrgica. En este caso, siempre han contado con asistentes a la sala, incluso en noches de lluvia, comenta José Raúl.

Por primera vez se decidió a escribir un texto para el teatro pues lleva muchos años laborando aquí y el constante intercambio con directores, actores y sus propias inquietudes artísticas se vieron catalizadas por la confianza que depositó el profesor Nolberto Reyes, director del Colectivo para revisar el texto y añadirle o quitarle, sugerirle o señalarle según lo encontrado del manuscrito.

La Primavera Teatral es para José Raúl y seguro para el resto de actores y directores un gran medidor de la calidad de lo que se está haciendo en materia teatral no solo en Granma sino en muchas partes de la isla, pues acuden grupos de otras provincias, algunos incluso repiten la visita, y hasta de Colombia han llegado en esta oportunidad.

Para Trapos Sucios José Raúl escogió un tema bien complejo y un género no menos difícil, la comedia y el tema de la muerte y las reacciones que se vivencian en el duelo, mezclado con otras temáticas, conflictos que le ponen a la obra universalidad y contemporaneidad.

Hace reír es un gran compromiso, piensa el debutante dramaturgo, que reconoce es un gran atrevimiento que disfrutó a plenitud tanto cuando escribía solo, cuando se le corregía la dramaturgia y en el montaje del que formó parte.

La obra estrenada hace apenas dos meses en el teatro 10 de octubre de Bayamo, seguirá en temporada esta vez en la Sala Teatro José Joaquín Palma al terminar la Primavera, donde el equipo de producción opina, se  abarrotará las 195 lunetas de la instalación recién restaurada, una joya arquitectónica que data del siglo XVIII y que conserva en su arquitectura heterogeneidad de estilos y tiempos, dando al entorno una ligera evocación a otras épocas, con lo que llena de hermosura a la vista del transeúnte.

Trapos Sucios tendrá su público pues es una obra que permite el entretenimiento y la reflexión,  poseedora de los ingredientes del teatro cubano, la comicidad y la profundidad, obra que habla de la actualidad, de los problemas que nos circundan Una puesta con la que el Colectivo Teatral Granma se abre paso en la programación para adultos en una nueva temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies